22 Jul. 2011

La confianza de los uruguayos en el Parlamento, los sindicatos, los empresarios, la Policía, los bancos y otras instituciones

Oscar A. Bottinelli – Diálogo con Fernando Vilar

Radiocero y Radio Monte Carlo

En general, las instituciones de más confianza registran fuertes caídas, como el Parlamento o la Policía, y la institución menos confiable de todas, que son los sindicatos, es la que menos ha caído. Pero lo significativo es que todas caen, no se salva ninguna [...] Todos, sin excepción, deben reflexionar de por qué caen.


OAB: La confianza de una sociedad en sus diferentes instituciones, políticas y no políticas, es un elemento muy importante para evaluar la solidez de las mismas, y también el nivel de salud social de la propia sociedad. Cuando la gente no confía en sus instituciones significa que la salud social está en riesgo; cuando hay una fuerte confianza, es que se está en presencia de una salud plena de la propia sociedad. A la larga hay algo que estalla si la sociedad, la gente, la opinión pública, desconfía de las principales instituciones

FV: ¿Y cuáles son esas instituciones principales, que importa mucho observar?

OAB: Desde hace dos décadas Factum estudia la valoración que hace la gente de muchas instituciones, nueve de las cuales son las de mayor relevancia. Hay que diferenciar claramente las entidades de conducción colectiva de las de tipo unipersonal. En las instituciones de conducción unipersonal la gente no juzga a la institución como tal sino a la persona que la conduce; son los casos de la Presidencia de la República o las Intendencias Municipales: se ve y se juzga al presidente del momento o al intendente del momento. Es lo opuesto, por ejemplo, que el caso del Parlamento, que no está representado por una sola figura y en donde están presentes todos los partidos políticos. Entonces, la gente juzga a la institución como tal.

Las nueve instituciones de mayor peso, a juicio de Factum, son:

+ el Parlamento, donde cabe repetir están todos los partidos políticos

+ los partidos políticos en tanto tales (no cada partido en particular, la institución partidos como el principal instrumento de intermediación entre la sociedad y el Estado, y como principal representante de la gente),

+ los sindicatos,

+ los empresarios como conjunto,

+ los bancos,

+ la Iglesia Católica; la experiencia de Factum demuestra que es difícil lograr una valoración de las iglesias en su conjunto o de las instituciones religiosas como conjunto y por razones de tamaño la Iglesia Católica es la única sobre la que hay juicios más completos de la gente

+ en séptimo lugar, las Fuerzas Armadas

+ luego la Policía

+ y finalmente, la Justicia

FV: ¿Vemos como está la confianza en las instituciones?

OAB: Vamos a presentar los datos que surgen de la última Encuesta Nacional Factum, presentada originariamente en Monte Carlo TV y que ahora profundizamos. Los datos se presentan en porcentajes en función del Indice Factum de Imagen, que es un índice que combina las opiniones positivas, las opiniones neutras, las negativas y las no opiniones, es decir, la incidencia de los que no responden. Si te parece, pasemos a presentar los datos de mayor a menor:

FV: Bien, los resultados son estos:


OAB: En primer lugar sorprende que de las nueves instituciones hoy la que genera más confianza son los bancos, exactamente lo opuesto a nueve años atrás, cuando se vivió el desplome del sistema financiero. Y vemos que luego lo más confiable para la gente es el Parlamento, aunque bastante distanciado de los bancos, seguido en el mismo escalón por la Policía y la Justicia. Es interesante remarcar que pese a la gran disconformidad con la inseguridad pública y al hecho de que el tema de la seguridad es el de mayor importancia para los uruguayos, la confiabilidad es alta tanto en la Policía como en la Justicia.

En un tercer escalón aparecen los empresarios, la Iglesia Católica y las Fuerzas Armadas

Finalmente, lo menos confiable para los uruguayos son los sindicatos. Constituyen la institución menos confiable de todas. Y, poquito menos, pero también poco confiables, los partidos políticos, la institución partidos políticos. Llama mucho la atención, y este es un fenómeno registrado desde hace bastantes años, la enorme diferencia de confiabilidad que hay entre el Parlamento y los partidos, cuando en definitiva el Parlamento es el lugar por excelencia donde se sientan, actúan y se expresan los partidos. Pero cuando la gente mira a los políticos sentados en el Parlamento siente confianza, cuando los ve actuar en los partidos siente desconfianza.

FV: ¿Y cómo ha evolucionado la confianza en el último año?

OAB: En todos los casos cayó. Hay menos confianza hoy que hace un año. En promedio las instituciones cayeron 9 puntos. Si te parece, veamos la caída que han tenido, una por una:

FV: Las cifras de caída son éstas:


OAB: En general, las instituciones de más confianza registran fuertes caídas, como el Parlamento o la Policía, y la institución menos confiable de todas, que son los sindicatos, es la que menos ha caído. Pero lo significativo es que todas caen, no se salva ninguna

FV: ¿Qué conclusiones se pueden extraer?

OAB: Diríamos que lo más importante es sentir un toque de atención. Todos, sin excepción, deben reflexionar de por qué caen, por qué se produce una caída generalizada en la confianza de la gente

Otra conclusión es que las entidades no estatales que implican representación de la gente, como los partidos y los sindicatos, son los que menos confianza obtienen.

Por otro lado, quienes tienen que asegurar la seguridad, aunque no logren la seguridad, son bastante confiables, como la Policía o la Justicia.

Y sin duda es relevante para un país donde lo financiero tiene tanto peso, el primer lugar que logran los bancos.