29 Mar. 2012

Los senadores Agazzi, Rubio y Mónica Xavier, y el sindicalista Juan Castillo, disputan la presidencia del Frente Amplio el 27 de mayo

Oscar A. Bottinelli

Monte Carlo TV

Descargar Presentación

Dentro de dos meses, el 27 de mayo, se realizan las elecciones en el Frente Amplio para elegir su presidente de la fuerza política y el Plenario Nacional [...]  Pero lo más relevante de esta elección es lo simbólico: quién gana la Presidencia, cómo queda la correlación de fuerzas entre las diferentes corrientes, cuánto salen beneficiados o perjudicados Mujica, Astori, el MPP, los comunistas. [...] Importa ahora ver cuál es el punto de arranque de cada candidato. Tomamos dos datos. Las elecciones nacionales de 2009 y las elecciones de frenteamplistas de 2006. En base a las elecciones nacionales, al voto que tuvieron las distintas corrientes que hoy apoyan a uno u otro candidato, el punto de arranque es: Agazzi, 34%; Castillo, 6%; Rubio, 10%; y Mónica Xavier, 42%


Dentro de dos meses, el 27 de mayo, se realizan las elecciones en el Frente Amplio para elegir su presidente de la fuerza política y el Plenario Nacional: los miembros en representación de los sectores políticos y los miembros a título individual, los llamados “delegados de base”.

¿Qué son estas elecciones? Son elecciones de afiliados al Frente Amplio. Puede votar toda persona que ya esté afiliada o que se afilie en el mismo momento de ir a votar. No hay que confundirlas con las que se hacen el mismo año de las elecciones nacionales, de todos los partidos, para elegir candidato presidencial. Estas son elecciones frenteamplistas. Lo más importante ahora es la elección de presidente de la fuerza política. Pero cuidado, desde que el FA está en el gobierno, el presidente del FA ya no es el líder.

Entonces ¿qué es? Eso resultará mucho de estas elecciones. Puede llegar a ser el gran negociador político interno, el puente entre la fuerza política y el gobierno. O puede quedar como el gerenciador del aparato militante y organizativo. Pero lo más relevante de esta elección es lo simbólico: quién gana la Presidencia, cómo queda la correlación de fuerzas entre las diferentes corrientes, cuánto salen beneficiados o perjudicados Mujica, Astori, el MPP, los comunistas.

Los candidatos a Presidente del Frente Amplio son cuatro. Por orden alfabético. Uno, el senador Ernesto Agazzi, postulado por el MPP y el Espacio 609. Dos, el dirigente sindical Juan Castillo, impulsado por el Partido Comunista y la 1001. Tres, el senador Enrique Rubio, postulado por la Vertiente Artiguista, por el grupo que conduce Raúl Sendic y por el grupo que conduce el prosecretario de la Presidencia Diego Canepa. Y cuatro, la senadora Mónica Xavier, socialista, postulada además por todo el astorismo, es decir el Frente Liber Seregni: Asamblea Uruguay, Nuevo Espacio y Alianza Progresista.


Importa ahora ver cuál es el punto de arranque de cada candidato. Tomamos dos datos. Las elecciones nacionales de 2009 y las elecciones de frenteamplistas de 2006. En base a las elecciones nacionales, al voto que tuvieron las distintas corrientes que hoy apoyan a uno u otro candidato, el punto de arranque es: Agazzi, 34%; Castillo, 6%; Rubio, 10%; y Mónica Xavier, 42%


En cambio, si se toman en cuenta los votos de los afiliados, hay algunas variantes. Agazzi queda más o menos igual, 33%. Castillo mejora con los afiliados, ya que su punto de arranque sube del 6% al 10%. Rubio también sube, del 8% al 10%. Y Mónica Xavier queda más o menos igual, con 40%.

Estos son los puntos de arranque, ahora viene la campaña electoral. El Partido Comunista va a jugar mucho a restarle votos al MPP, con cuya base convive en el movimiento sindical. Rubio fue el candidato preferido de Mujica, rechazado por el MPP y sale con este val presidencial. Mónica Xavier representa toda la otra ala frenteamplista, cuyo principal problema es ser muy fuerte en opinión pública y más débil en militancia; su desafío es lograr que los que la prefieren, vayan a votar.