20 Ene. 2013

El bicentenario del Parlamento

Oscar A. Bottinelli

El Observador

Este año se cumple el bicentenario de la instalación del primer parlamento de este territorio. El 5 de abril de 1813 en el paraje de Tres Cruces se instaló el Congreso de la Provincia Oriental, que ha pasado a la historia como Congreso de Tres Cruces [...] sobre ese primer congreso de Tres Cruces, ese primer parlamento, no hay dos opiniones sobre su valoración. [...] es una asamblea inequívocamente del territorio oriental, [...] y que sienta las bases del ideario democrático liberal.


Este año se cumple el bicentenario de la instalación del primer parlamento de este territorio. El 5 de abril de 1813 en el paraje de Tres Cruces se instaló el Congreso de la Provincia Oriental, que ha pasado a la historia como Congreso de Tres Cruces. Allí –dicho en esa versión laico religiosa del origen de la orientalidad- es donde “el padre nuestro Artigas, señor de nuestra tierra” (como reza el himno artiguista) pronunció la “Oración de Abril”, y en ella una de sus frases más famosas:Mi autoridad emana de vosotros y ella cesa ante vuestra presencia soberana. Aquí corresponde que el analista haga una apostasía patriótica y recuerde que la historiografía científica discute mucho la limpieza de las elecciones en las que se eligieron los representantes al Congreso, que dicho sea de paso es la primera elección ocurrida en territorio oriental. Pero sin duda lo más importante de este Congreso es su producto por excelencia: las instrucciones a los diputados a enviar a la asamblea federal de las Provincias Unidas, que pasaron a la historia con el nombre de Instrucciones del Año XIII ; un compendio de ideario democrático liberal radical, fuertemente inspirado en el pensamiento liberal norteamericano (con Thomas Paine a la cabeza) y el pensamiento revolucionario francés (el de Jean- Jacques Rousseau en particular), más textos jurídicos producidos por el constitucionalismo norteamericano (fundamentalmente Massachussets, Nueva Jersey, Pennsylvania, Virginia) y el constitucionalismo republicano revolucionario francés.

El Congreso de Tres Cruces no fue un órgano permanente, en ese sentido no fue propiamente un parlamento, en las versiones existentes en Europa o en América del Norte. Más bien fue un congreso o convención con miembros elegidos ad-hoc para cumplir funciones también ad-hoc. Un segundo parlamento puede considerarse el Congreso de Oriente o Congreso de los Pueblos Libres, celebrado en Arroyo de la China (Entre Ríos) y abierto el 29 de junio de 1815. Aunque en realidad no fue propiamente un congreso del pueblo oriental, sino del conjunto de pueblos de la Liga Federal de los Pueblos Libres (que incluía además a Córdoba, Corrientes, Entre Ríos, Misiones y Santa Fe); tuvo como destaque la proclamación de la independencia de España y la reafirmación del ideario republicano, liberal y federal.

Otro parlamento (¿el tercero? si es que al anterior se lo considera el segundo; si no, el segundo) puede ser el Congreso Cisplatino, realizado entre el 15 y el 31 de julio de 1821, presidido por Juan José Durán, Dámaso Larrañaga como vicepresidente, Francisco Llambí como secretario e integrado entre otros por Fructuoso Rivera. El Congreso proclamó su incorporación al Reino Unido de Portugal, Brasil y Algarve y su lealtad al rey Juan VI de Portugal. De allí la discutida fama posterior de este congreso.

Un cuarto parlamento (o tercero si se desconoce al Cisplatino o si no se toma en cuenta el de Oriente por no ser exclusivamente oriental, o segundo si se desconocen ambos) puede considerarse la Asamblea de la Florida. La Honorable Sala de Representantes de la Provincia Oriental del Río de la Plata –que ese fue su nombre oficial- se instaló el 20 de agosto de 1825 en Villa de la Florida, y el día 25 proclamó la independencia “del Rey de Portugal, del Emperador del Brasil y de cualquier otro del universo”, a la vez que declaró la unidad con “las demás provincias argentinas”.

Luego viene otro parlamento, instalado inicialmente como Honorable Junta de Representantes de la Provincia Oriental (noviembre 22 de 1828), dos días después pasó a ser la Asamblea General Constituyente y Legislativa del Estado de Montevideo, como consecuencia de la Convención Preliminar de Paz entre Argentina y Brasil, obra maestra del embajador de Su Majestad Británica Lord Ponsonby. Asamblea que precede en dos semanas a la proclamación efectiva de la independencia del Estado de Montevideo, el 13 de diciembre de 1828. El Estado al ser jurada la Constitución el 18 de julio de 1830, devino en Estado Oriental del Uruguay o República Oriental del Uruguay. Ahí quedó el nombre.

Sin duda este parlamento es continuado jurídicamente por el parlamento bicameral que emerge de esa constitución jurada, o en puridad parlamento tetra orgánico, ya que se compone de la Asamblea General, las Cámaras de Senadores y de Representantes, y la Comisión Permanente. Y que se instala el 24 de octubre de 1830, en la denominada I Legislatura. Hay pues muchos parlamentos para marcar el origen de la institución parlamentaria nacional. Hay distintas visiones históricas para exaltar o no al Congreso de Oriente de 1815 o denostar al Congreso Cisplatino de 1821. También hay valoraciones diversas sobre la Asamblea de la Florida, en particular porque la independencia podría quedar opacada por la ley de unión a las demás provincias argentinas (larga discusión nacional, a punto de ser bicentenaria).

Parecería en cambio que sobre ese primer congreso de Tres Cruces, ese primer parlamento, no hay dos opiniones sobre su valoración. Mucho más está fuera de toda discusión porque es una asamblea inequívocamente del territorio oriental, ni de más territorio ni de menos territorio, y que sienta las bases del ideario democrático liberal. Hay en cambio más de una opinión sobre el lugar efectivo donde ocurrió, pero ese es otro debate, hasta con connotaciones futbolísticas.

También puede hacerse el racconto desde la Asamblea General Constituyente y Legislativa o desde la I Legislatura. Hay pues muchas fechas para elegir en 1811, 1815, 1821, 1825, 1828 ó 1830. Queda lanzado el guante para que sea recogido por las autoridades parlamentarias y escojan si conmemorar o no el bicentenario del Parlamento el 5 de abril de este año. En un país que tiene muchas fechas para conmemorar como día de la independencia, no le puede ser ajeno una discusión sobre cuándo se originó el parlamento nacional.