03 Ene. 2014

La competencia entre partidos al cierre del año pre electoral

Oscar A. Bottinelli – Diálogo con Fernando Vilar

Radiocero y Radio Monte Carlo

El viernes pasado presentamos los datos, hoy vamos a analizarlos un poco ¿Por qué?, porque la competencia entre partidos no tiene grandes movimientos pero si tiene suficientes movimientos como para hacerla muy interesante. [...] tenemos un escenario absolutamente abierto, esta etapa de competencia entre los partidos, el análisis y clausura hoy, se reanuda después del mundial, es decir la campaña electoral hacia la competencia entre partidos se reanuda a fines de julio, y ahora viene la nueva etapa de las internas donde ya la competencia interna pasa a un segundo plano.


OAB: Buenos días Fernando, feliz año nuevo para todos. Iniciamos el 2014, año que termina desde lo que nos dedicamos nosotros en recta final a la elección de un nuevo presidente de la República y nuevo parlamento.

El viernes pasado presentamos los datos, hoy vamos a analizarlos un poco ¿Por qué?, porque la competencia entre partidos no tiene grandes movimientos pero si tiene suficientes movimientos como para hacerla muy interesante. Si te parece Fernando primero repasemos los datos.

FV:

Frente Amplio 41%

Partido Nacional 28%

Partido Colorado 15%

Partido Independiente 2%

Coordinadora de Unidad Popular 1%

En blanco, anulado o ninguno 6%

Indefinidos 7%

OAB: Para analizar conviene empezar de abajo.

Primero, los indefinidos están en un nivel razonable.

El en blanco, anulado o ninguno en 6% es extraordinariamente alto para la historia del Uruguay, nunca en las encuestas daba mucho más del 1 al 2%, y en las elecciones se acercaba al 3% y alguna vez lo pasaba o lo tocaba. Desde las elecciones departamentales de mayo de 2010 que registra un record histórico de voto en blanco, anulado y abstención en la historia del Uruguay, la actitud refractaria digamos porque el voto en blanco es un voto, el voto anulado es un voto y el ninguno es una actitud que no se sabe qué va a hacer la persona porque o se queda para la multa o vota en blanco, o vota anulado o vota a alguien, llegó al 12 – 13%, está marcando algo muy importante que es una actitud que se puede llamar de relativo enojo o descontento o descreimiento de la gente en la política, bueno bajó a la mitad lo cual es importante, ahora sí que está en el doble de lo natural y es un fenómeno que hay que atender.

Partidos llamemos menores, los que están fuera de la competencia presidencial. Coordinadora de Unidad Popular, por primera vez desde 1971 aparece con posibilidad de sentarse con una banca en el parlamento, una izquierda a la izquierda del Frente Amplio, izquierda de la izquierda de la izquierda, y esto es una novedad porque puede desde servirle al Frente eventualmente para constituir una mayoría parlamentaria lo cual no parece fácil o tener un tábano, un abeijón desde la izquierda mucho más complicado que los otros abeijones que tiene adentro del Frente Amplio.

Por otro lado, el Partido Independiente que es un partido bisagra, que lo hemos dicho en análisis anteriores, a sí mismo se define como equidistante entre el Frente Amplio por un lado y los Partidos Tradicionales por el otro, está en oposición al Frente, pero también está en oposición a los Partidos Tradicionales, y eventualmente puede ser un partido que lleve a formar una coalición de gobierno con el Frente Amplio si este requiere del Partido Independiente para conformar una mayoría parlamentaria. A lo largo de los años anteriores, estamos hablando de 2005 a 2009, daba siempre en las encuestas el 1% y terminó en el 2%, ahora ya viene desde hace un par de años consistentemente en el 2%, lo cual plantea una duda, es que estabilizó en el 2% y ahí se queda, o bueno si cuando llegaba al 1% llegó al 2%, puede ahora sí, lo que le fue esquivo en dos oportunidades alcanzar a estar sentado en la cámara de senadores, lo que cualitativamente es muy importante para un partido de tamaño menor. Este es el panorama de lo que es la competencia lateral.

FV: ¿Qué es lo más importante de lo que se ve a lo largo de este año, e incluso de los años anteriores?

OAB:Bueno yo diría lo siguiente, lo primero aquí empecemos por el Frente Amplio. El Frente Amplio todavía está moviéndose en una banda del 41% al 44%, desde ese punto de vista no habría novedad. Pero lo que ocurre es que mirando al Frente y mirando a los Partidos Tradicionales hasta mediados de año era muy claro que el Frente Amplio se encaminaba a la mayoría parlamentaria, podía o no haber balotaje, porque el balotaje (lo vimos en el 2009) requiere una mayor exigencia y puede darse incluso un balotaje que llamamos técnico como la elección pasada donde ya el partido que había ganado tenía mayoría en las dos cámaras y era imposible que el balotaje tuviera otra definición. Pero ahora el Frente Amplio entró en un retroceso, ese es un primer dato, es decir, está en el piso de la banda pero cuando más se acerca a las elecciones. Lo segundo es que todos esperábamos razonablemente, no como una actitud de esperanza personal de nadie, sino como un cálculo análitico, lo esperaban tirios y troyanos, partidarios y contrarios que al aparecer formalmente en la cancha Tabaré Vázquez como candidato presidencial, en ese momento se daba un salto en el Frente Amplio y que bueno la magnitud de ese salto iba a permitir ver si llega o no llega a la mayoría parlamentaria. Tabaré Vázquez apareció en la cancha, ya es el candidato oficial, fue proclamado por el Congreso, y el Frente Amplio en lugar de dar el salto, se recuesta en el piso de la banda, es decir, no apareció hasta ahora (aparecerá, no aparecerá es una incógnita para 2014) no apareció el efecto Tabaré Vázquez. Más aún, el ejercicio que habíamos hecho que se presentó en la radio y en Monte Carlo Televisión nos daba que el Frente Amplio con Tabaré Vázquez podía andar entre el 48% y el 52% lo cual daba que podía desde rabosear la pérdida de la mayoría parlamentaria, hasta ganar en primera vuelta con holgada mayoría. Y ahora vemos en esos ejercicio que está más, agregando todo lo que se le puede agregar a este 41%, se está acercando más al 46- 48%, bueno 48% ya le daría la mayoría como en el borde (que llegó en 2009), pero 46-48% es más el riesgo que la posibilidad. Entonces esta es la gran novedad que se da a nivel del principal competidor que es el Frente Amplio.

FV: ¿Y no afecta que no se conozcan todas las candidaturas, especialmente la del Partido Nacional?

OAB: Bueno el tema es el siguiente, el Partido Nacional en este momento lo vimos está despegado, primero llegó a estar empatado con el Partido Colorado a mediados de 2011 y luego despegó, después que despegó estuvo siempre distanciado pero en una banda más abajo de 20-24%. Nunca había pasado del 24% desde las pasadas elecciones, este año los trimestres fueron 23%, 24%, 25% y 28%. En parte este crecimiento del Partido Nacional le está retaceando al Partido Colorado, lo que hay que ver es si este efecto es real o no ¿en qué sentido?, que hay un vaso comunicante entre el voto al Partido Nacional, sobre todo a Lacalle Pou y el voto a Bordaberry, y hoy la competencia fuerte e intensiva se da dentro del Partido Nacional, no en el Partido Colorado. Bordaberry está quedando medio como un espectador de esta etapa que se inicia y llega hasta junio en un partido donde, luego analizaremos especialmente en un programa la competencia colorada, pero su candidatura está fuera de discusión, la duda es si gana 8 a 1 o gana 6 a 4 digamos, pero la candidatura está, entonces el Partido Colorado tiene muy fácil la posibilidad de pérdida de votos hacia el Partido Nacional. La gran incógnita del Partido Nacional es cuánto se mantiene este nivel alto, está muy próximo ya, aun habiendo indefinidos, a lo que votó en 2009, cuánto se mantiene esto después del primero de junio ya con un candidato donde puede tener pérdidas hacia el Partido Colorado si gana Larrañaga, o hacia el Frente Amplio o Partido Independiente si gana Lacalle Pou.

FV: Conclusiones

OAB: Bueno, la conclusión básica es que tenemos un escenario absolutamente abierto, esta etapa de competencia entre los partidos, el análisis y clausura hoy, se reanuda después del mundial, es decir la campaña electoral hacia la competencia entre partidos se reanuda a fines de julio, y viene la nueva etapa de las internas donde ya la competencia interna pasa a un segundo plano.