21 Feb. 2014

Los problemas del Frente Amplio con la llamada clase media

Oscar A. Bottinelli – Diálogo con Fernando Vilar

Radiocero y Radio Monte Carlo

¿El Frente Amplio qué se encuentra al llegar al gobierno? Bueno, primero ya venía en un giro que produce el Frente por un lado y que produce la propia gente por otro, que esos sectores más pobres o más de abajo de la sociedad, van virando […] hacia la izquierda. […] Por otro [...] que eso que llamaban los grandes capitales transnacionales, empieza a ver que no eran los malos de la película como planteaba inicialmente sino que el país los necesitaba porque necesitaba inversiones, entonces deja de ser el enemigo para tratar de captarlos […]


OAB: El tema es el siguiente. Primero, clase media es un término extraordinariamente difícil de resumir, de definir. En general, el país, Uruguay, es una sociedad con una dominante y muy amplia clase media pero que tiene muchas capas, muchos estratos.

Hay un sector muy específico de clase media, que en realidad cuando se hacen estudios de opinión pública, de carácter sociológico, se le tiende a llamar nivel medio alto, que es esa clase media en que yo he acuñado la definición clase media profesional y emprendedora, entendiendo los segmentos más altos de asalariados que ocupan generalmente funciones técnicas o dirigentes en empresas, o profesionales.

Y la clase media independiente, profesionales, pequeños o medianos comerciantes, pequeños o medianos industriales, pequeños o medianos productores rurales, y ahora mucho pequeño o mediano prestador de servicios, que es una actividad en gran expansión en las últimas dos décadas.

A esa es un poco la clase media a la que nos referimos y aquí es donde viene el centro del análisis.

FV: Perfecto, eso es lo que tu llamas definición operacional de la clase media profesional y emprendedora. ¿Y cuál es su relación con el Frente Amplio o cuál es la relación del Frente Amplio con esa clase media?

OAB: Acá es interesante marcar lo siguiente, cuando se funda en Frente Amplio en 1971, y digamos que no hay ninguna razón para sostener que hubo cambios cuando la reaparición de todo el sistema político con la reinstalación institucional, era muy clara la definición del Frente Amplio como que dividiendo... de alguna manera aparecían por visión o por mención cuatro grandes estratos de la sociedad: por un lado el sector más bajo, más marginal, que en aquella época el Frente Amplio lo ignoraba, entre otras cosas un sector que votaba mucho a los partidos tradicionales sobre todo al Partido Colorado y a Pacheco, que es digamos los que viven en asentamientos o realizan trabajos informales, etc. Luego estaba en el otro extremo, que el Frente Amplio veía como su enemigo, a lo que podemos llamar inversores, los grandes capitales, sobre todo multinacionales uruguayos asociados a los transnacionales. Y en el medio había dos capas, dos clases. Los trabajadores entendidos como los asalariados y esta clase media profesional y emprendedora que acabo de definir. Y consideraba que el Frente Amplio buscaba representar a estos dos segmentos, a estas dos clases, este es el origen de la relación del Frente Amplio con esta parte de la clase media.

FV: Eso fue en el origen ¿Y qué pasó con el Frente Amplio en el gobierno?

OAB: Lo que pasó en el gobierno es lo siguiente, yo escribí algunos artículos estos días en prensa y algunas reacciones que hubo nos aclararon mucho más todo.  ¿El Frente Amplio qué se encuentra al llegar al gobierno? Bueno, primero ya venía en un giro que produce el Frente por un lado y que produce la propia gente por otro, que esos sectores más pobres o más de abajo de la sociedad, van virando -en Montevideo es muy claro en la elección de 1989- hacia la izquierda.

Van abandonado a los partidos tradicionales, particularmente su adhesión al Partido Colorado, van desapareciendo líderes colorados que atraían mucho a ese electorado, se vuelca a la izquierda, y sobre todo aparecen dos personajes con dos modos distintos en dos etapas, que son Tabaré Vázquez por un lado y José Mujica por otro, que van captando los sectores del nivel bajo.

Por otro lado, el Frente Amplio ya en el gobierno ¿Qué encuentra? Bueno, que eso que llamaban los grandes capitales transnacionales, empieza a ver que no eran los malos de la película como planteaba inicialmente sino que el país los necesitaba porque necesitaba inversiones, entonces deja de ser el enemigo para tratar de captarlos, para considerar que es bueno que vengan, que haya exoneraciones impositivas, que haya proyectos que les devuelven impuestos, que se amplíen las zonas francas para que trabajen sin pagar impuestos.

Entonces claro, para financiar los planes sociales le queda cargar toda la carga impositiva mayor sobre este sector que es el que más gana dentro de los que trabajan en el país o tienen actividades económicas que no las pueden sacar fuera del país. Un gran inversor puede moverse en todo el mundo con total comodidad. Un señor que tiene un almacén, un señor que tiene tiendas o un señor que tiene propiedades, propiedades en lo normal, tiene algunas casas o algunos apartamentos o algún pequeño campo, no lo puede estar trasladando porque hoy los impuestos son más baratos en Nueva Zelanda que en Uruguay.

Entonces termina siendo el destinatario del grueso de la carga impositiva.

FV: ¿Y cómo viene reaccionando esa clase media en el voto?

OAB: Bueno, lo que observamos es lo siguiente.

Primero, la clase media esa obviamente no es una sola, casi ninguna es una sola, hay segmentos con visiones distintas, pero que parece claro que es un sector donde aparece hasta los últimos diez años claramente una predominancia frenteamplista.

Si vemos el año 1971, por ejemplo, el Frente Amplio las tres zonas que vota mejor de Montevideo, y digo Montevideo no porque ignore al interior sino porque en Montevideo es mucho más fácil por el tamaño de la población marcar exactamente los barrios, las zonas de los distintos segmentos sociales. En el interior se puede hacer pero tienen que ser estudios muy particularizados, ciudad por ciudad, pueblo por pueblo.

Entonces dicho así ¿En Montevideo qué tenemos? Que el Cerro, en aquel momento era el gran centro obrero frigorífico de la carne. La Teja, gran centro fabril, La Teja con alrededores como Nuevo París. Y la zona de la costa, sobre todo Pocitos, porque Punta Carretas no estaba tan desarrollado como ahora y Buceo tampoco, pero digamos, ese conjunto de Pocitos, Punta Carretas, Buceo, son los tres lugares donde votó mejor el Frente Amplio en Montevideo, y lo mismo en 1984.

Y donde peor votaba es en todo el eje de Cuchilla Grande, de Belloni. Ahí pierde el Frente Amplio, tiene la peor votación, hoy vota extraordinariamente bien ahí y no vota bien en la costa, en la zona de Punta Carretas, Pocitos, Buceo, no vota bien.

Lo que se observa como cambio fundamental es que el Frente fue perdiendo apoyo en esa clase media, digamos profesional y emprendedora, al punto que lo podemos ver, se pueden hacer muchos estudios numéricos, pero hay dos visiones así, de flash del voto, que son interesantes.

Una, el Municipio CH, que precisamente es el que comprende Punta Carretas, Pocitos y parte de Buceo, es el único de los ocho municipios de Montevideo que el Frente Amplio pierde, ganó la alcaldía porque fue más votado que los dos partidos tradicionales por separado, pero de los cinco miembros del Concejo Municipal de CH, el Frente Amplio tiene dos y los partidos tradicionales tres.

Simulando la elección con el llamado Partido de la Concertación que se presentaría en mayo del año que viene habría ganado el Partido de la Concertación y el alcalde no sería del Frente Amplio, y el Frente Amplio tiene mucha probabilidad de perder la alcaldía del Municipio CH para el 2015.

Lo otro es lo siguiente, el Frente Amplio perdió dos diputados, y el MPP o el mujiquismo, ganó dos diputados del 2009 al 2004, entonces bueno ¿Cómo el Frente pierde dos y el MPP en si mismo gana dos? Bueno, sí. Los cuatro diputados, esos que dos pierde el Frente y dos se trasladan adentro porque se los dan al MPP, los perdieron otros, esos cuatro los perdieron los sectores más ligados a lo que se puede llamar clase media, o este tipo de clase media, entonces tenemos ahí lo que es el astorismo y vertiente artiguista.

FV: ¿Conclusiones?

OAB: Bueno, la conclusión es que este es un drama para el Frente Amplio, que al Frente Amplio no solo le cuesta ver sino que muchas veces cuando el tema se plantea se enoja. Es un segmento lo suficientemente importante para que pueda ser el fiel de la balanza en las próximas elecciones.