26 Set. 2014

¿Cuál es la distancia de un partido con la mayoría parlamentaria? ¿Cuántos votos se necesitan para lograr mayoría parlamentaria?

Oscar A. Bottinelli – Diálogo con Fernando Vilar

Radiocero y Radio Monte Carlo

Bueno, antes que nada ¿para qué es la mayoría parlamentaria? Yo recuerdo que hace 5 años, un poco más, cuando estábamos cerca de la elección de 2009 la gente y los analistas hablaban de si el Frente gana o no en primera vuelta. Como dándole una importancia a la primera vuelta que en realidad no tiene, nosotros en aquel momento empezamos a insistir: “Lo que importa no es si alguien gana o no en primera vuelta, sino si tiene o no mayoría parlamentaria.” Eso es lo importante.


OAB: Buen día Fernando. ¿Qué tal?

Bueno, antes que nada ¿para qué es la mayoría parlamentaria? Yo recuerdo que hace 5 años, un poco más, cuando estábamos cerca de la elección de 2009 la gente y los analistas hablaban de si el Frente gana o no en primera vuelta. Como dándole una importancia a la primera vuelta que en realidad no tiene, nosotros en aquel momento empezamos a insistir: “Lo que importa no es si alguien gana o no en primera vuelta, sino si tiene o no mayoría parlamentaria.” Eso es lo importante. Recuerden qué pasó. El Frente no ganó en primera vuelta pero si tuvo mayoría parlamentaria, con lo cual la segunda vuelta en ese sentido pasa a ser una cosa que podemos llamar formal o técnica. Porque después de obtener la mayoría absoluta es muy difícil que se pierda el balotaje.

Lo que hay que tener en cuenta es esto -parece un poco técnico lo que vamos a decir-. Una cosa son los regímenes estrictamente presidenciales en lo que en Derecho Constitucional de Ciencia Política se le llama así, que no solo tienen un Presidente de la República sino que además el Presidente es la única figura del gobierno, del Poder Ejecutivo. Nombra y remueve los ministros por si solo. Y el Parlamento, que en esos regímenes no se le dice Parlamento, y muchos de ustedes pueden recordar cuando se habla de Estados Unidos, o mismo de Argentina, que se habla del Congreso, no del Parlamento. Los Congresos lo único que hacen es aprobar leyes. Y lo que necesita el Presidente es formar una mayoría cada vez que necesita que le aprueben una ley, negociarla una por una, pero no tiene nada que ver con la marcha normal del gobierno.

El otro extremo son los regímenes parlamentarios donde los gobiernos son formados en el Parlamento y necesitan un voto de confianza, es decir, tener una mayoría para formar el gobierno. Uruguay está en el medio, lo que se llama regímenes semipresidenciales o semiparlamentarios, ¿qué quiere decir? Que el Presidente de la República primero gobierna con un Consejo de Ministros . Ustedes recordarán, los lunes se dice: “Hoy se reunió el Consejo de Ministros. El Consejo de Ministros resolvió tal cosa o tal otra”. Los Consejos de Ministros no existen en los regímenes presidenciales puros. Existen en estos regímenes mixtos. Y el Consejo de Ministros, o los Ministros individualmente necesitan respaldo parlamentario, es decir, no solo tiene que haber una mayoría para aprobar leyes, también para sostener a un gobierno, porque si el Presidente tiene en su contra una mayoría en el Parlamento, esa mayoría interpela a los Ministros y esa interpelación, en lugar de como ahora, que termina sin efecto, termina con la censura del Ministro y el Ministro se tiene que ir para la casa. Y puede caer todo el Consejo de Ministros.

Entonces, lo importante es esto, que la mayoría parlamentaria es decisiva para el funcionamiento del gobierno.

La Cámara de Senadores es más fácil alcanzarla por dos razones. Primero porque es más difícil que un partido chico entre, tiene que tener más del 3% de los votos, cerca del 3,3%. Y segundo porque la Cámara de Senadores se integra con 31 miembros, pero en realidad 30 son elegidos como Senadores y ahí se aplica la proporcionalidad pero luego se le agrega al Vicepresidente que es un miembro más de la Cámara de Senadores, con voz y voto, y desnivela. Por lo tanto, si el partido más votado, en este caso el Frente Amplio, llega a 15, y gana la presidencia, ya obtiene la mayoría por ese plus que le da el Vicepresidente. Si llega a 15 y pierde la Presidencia, ahí si, la mayoría parlamentaria cayó para otro lado.

En cambio, en la Cámara de Diputados, ahí los 99 son absolutamente proporcionales y por lo tanto hay que tener 50 Diputados, que es más de la mitad, para tener mayoría en la Cámara de Diputados, es las 50 bancas.

Recordemos, hace 5 años, 2009, la banca 50 el Frente Amplio la alcanzó a último momento, en el último suspiro, con los datos de la noche de la elección no se sabía si llegaba o no.

FV: Entonces, lo que resulta clave es obtener por parte del partido más votado, la cantidad de 50 diputados ¿Y a eso cómo se llega? ¿Con qué porcentaje de votos?

OAB: Bueno, primero aclaremos, eso ya lo dijimos, el único que puede obtener por si solo la mayoría parlamentaria, con los datos que hay, es muy claro, es el Frente Amplio. Porque el Partido Nacional vamos a aclarar, puede seguir subiendo, pero tiene que aumentar una vez y media los votos y todavía no le alcanza para llegar, o por lo menos recién ahí estaría peleando la mayoría parlamentaria. El Partido Nacional es obvio que si o si va a gobernar, si gana, en coalición con otros partidos. Normalmente sería con el Partido Colorado, pero está muy lejos.

Lo que no se puede es decir un porcentaje exacto, y este es un error en que incurren muchos analistas cuando dicen: “Si el Frente no saca tanto, no va a tener mayoría parlamentaria”. No, no es así. Tomamos en cuenta una cosa, primero, la adjudicación de bancas de diputados tiene que ver con los votos que se les llama “válidos”, pero no en el sentido de que los demás sean inválidos sino, yo diría, los votos efectivos hechos a los partidos y candidatos. Es decir, no se cuenta el voto en blanco ni el voto anulado. Normalmente hay 2% o 3% de voto en blanco o anulado, bueno por un poco menos del 50% se puede pelear la mayoría parlamentaria. Es decir, la base del cálculo de los porcentajes son esos votos afirmativos o efectivos.

La diferencia – y esto lo tenemos que tener claro – entre la elección presidencial y la parlamentaria es que la presidencial si necesita más del 50% de todos los votantes, y para la mayoría parlamentaria no, porque los votos blancos y anulados no se cuentan.

Hay una similitud entre la elección presidencial y el plebiscito constitucional, para que si triunfe también requiere, igual que para ganar la presidencia en primera vuelta, más del 50% de votos del total de votantes.

FV: Ahora llegamos al tema del porcentaje de votos ¿con qué porcentaje se obtiene la mayoría absoluta?

OAB: Acá el tema es el siguiente. Hay una sinrazón de plantearlo así, como vemos planteado por diferentes políticos, periodistas o analistas, porque el tema es otro. Es muy difícil de explicar, y mucho menos en pocos minutos, la adjudicación de bancas es un mecanismo complicado, se llama método D'Hondt, tiene que ver con la relación matemática de votos entre los distintos partidos entre sí. Es decir, la relación Frente Amplio – Partido Nacional, Partido Nacional – Partido Colorado, Frente Amplio – Partido Colorado, cada uno de los tres con el Partido Independiente, Unidad Popular, el Partido Ecologista.

El tema clave ¿Cuál es? Por ejemplo, si Unidad Popular llega justito y entra en el Parlamento, si el Partido Ecologista llegara justito y también entra al Parlamento, el Partido Independiente confirma en lo que le vienen dando las encuestas y pone la tercera banca, al diablo. Entra una acá, otra acá, otra acá, al Frente Amplio no le sobra mucho voto por ahí como para alcanzar con comodidad la mayoría absoluta. Y va a tener que andar más o menos como pasó la elección pasada, y quizás todavía necesitar un poco más.

Por otro lado, se puede dar al revés. Unidad Popular – esto no es ningún pronóstico, estoy haciendo juegos matemáticos-, vota muy bien y pega en el palo y la pelota se va a afuera, es decir no logra alcanzar la banca. El Partido Ecologista le pasa lo mismo. Al Partido Independiente le pasa lo de la elección pasada, llega bastante cerca, está justo, pero no entra la tercera banca. Bueno, ahí quedan 3 bancas en juego, que quedan libres y que normalmente van para los más votados, es decir, para alguno de los 3. Si quedan 3 bancas en juego probablemente vayan 2 para el Frente Amplio, y entonces al Frente Amplio lo beneficia o que haya mucho voto en blanco o anulado, eso beneficia a todos los partidos, pero para alcanzar la mayoría para el Frente es bueno eso. Pero sobre todo que los partidos menores, los que están fuera de los Partidos Tradicionales no alcanzaran a entrar en el Parlamento, o en el caso del Partido Independiente no alcanzara a la tercer banca. Eso estaría favoreciendo una mayoría absoluta para el Frente Amplio con menos cantidad de votos.

FV: ¿Qué conclusiones podemos sacar Oscar para ir cerrando?

OAB: Bueno. Que si se le dan condiciones favorables, lo que acabo de decir, que los partidos menores o alguno de los otros dos pierden una banca por escasos votos, también podría darse que la pierdan por escasos votos el Partido Nacional o el Partido Colorado, bueno, ahí el Frente Amplio de repente podría llegar a obtener la mayoría parlamentaria con el 47% del total de votantes. Solo con el 47% podría tener mayoría, con todo a favor, en bajada y con viento a favor. Pero si es al revés, y no se dan las condiciones favorables, en subida y con viento en contra, aún alcanzado el 48% que ya tuvo la vez pasada, si el viento es totalmente en contra podría llegar a perder la banca. Esto es lo importante, no depende del porcentaje, podría ganarla con el 47% o podría ganarla con el 48% dependiendo del resultado global del juego y que pase con todos los partidos, especialmente con los partidos menores y que pase con el voto en blanco y anulado.