31 Oct. 2014

Repasar los hechos políticos que surgen de la matemática parlamentaria

Oscar A. Bottinelli – diálogo con Fernando Vilar

Radiocero y Radio Monte Carlo

El domingo pasado, el último del mes de octubre de 2014, deparó alguna sorpresa, muchas continuidades y algunos hechos políticos relevantes. ?[...] La sorpresa es que ocurrió lo que tenía pocas probabilidades de ocurrir, es decir que el Frente Amplio obtuviese mayoría parlamentaria en la Cámara de Representantes, y puede obtenerla en la Cámara de Senadores si se agrega al vicepresidente de la República, que se elige el 30 de noviembre.


OAB: Bueno, el domingo pasado, el último del mes de octubre de 2014, deparó alguna sorpresa, muchas continuidades y algunos hechos políticos relevantes.

Por orden. La sorpresa es que ocurrió lo que tenía pocas probabilidades de ocurrir, es decir que el Frente Amplio obtuviese mayoría parlamentaria en la Cámara de Representantes y puede obtenerla en la Cámara de Senadores si se agrega al vicepresidente de la República, que se elige el 30 de noviembre. No es que el Frente Amplio careciera de probabilidades de obtener la mayoría parlamentaria, sino que éstas eran mínimas, tan mínimas que bueno, se tardó 24 horas hasta llegar casi a los últimos circuitos para asegurar que el Frente Amplio lograba esa mayoría. Y que la logra con el menor porcentaje de votos con que en Uruguay se logra una mayoría absoluta: es decir, con menos del 48%, por ahora el 47,8%

Como hechos políticos relevantes, desde el punto de vista de la composición parlamentaria, cabe señalar dos.

Primero, es la primera vez en el último medio siglo en sentarse cinco partidos en la cámara baja. La última vez que hubo representados cinco lemas en Diputados, fue a consecuencia de la elección de 1962, en aquel momento además del Partido Colorado y el Partido Nacional, obtuvieron representación por primera vez el Frente Izquierda de Liberación – que en realidad era la continuación del Partido Comunista, con larguísima presencia parlamentaria-, también por primera vez el Partido Demócrata Cristiano -aunque continuador de la vieja Unión Cívica del Uruguay- y una fugaz presencia de la Unión Popular que agrupaba como elemento central a los socialistas, y estos quedaron fuera del Parlamento. Ahora a los tres partidos clásicos, el Frente Amplio, el Partido Nacional y el Partido Colorado, está el Partido Independiente que va por su tercera Legislatura, se suma Unidad Popular, que esencialmente es una escisión de izquierda del Frente Amplio.

El segundo hecho político es que luego de dos legislaturas tripartidistas en el Senado, la cámara alta vuelve a ser tetrapartidista o cuadripartidista, como lo era hasta que el Nuevo Espacio se incorporó al Frente Amplio.

Bueno, dijimos que había hechos políticos y algunos cambios y continuidades.

Las continuidades son muchas. El escenario macro es muy parecido. A nivel de lemas el Frente Amplio pierde una banca en el Senado y mantiene el mismo número en Diputados. El Partido Nacional crece en una banca en el Senado y en dos bancas en Diputados. El Partido Colorado pierde una banca en el Senado y cuatro en Diputados. El Partido Independiente ingresa al Senado y gana una banca en diputados. Y Unidad Popular ingresa a Diputados con una banca. Hay muchas continuidades y pequeños cambios.

FV:¿Y qué pasa al interior de los partidos?

OAB: Bueno, aquí la cosa es diferente, relevante. Para centrar el análisis en los dos grandes partidos, no nos olvidemos que el Frente Amplio y el Partido Nacional ocupan el 82% de los bancas. En el Partido Nacional, en el Senado, hay una relación de 6 a 4 entre los seguidores de Lacalle y los de Larrañaga, mientras que la relación que venía era de 5 a 4. En cambio, en principio, digo en principio porque todavía faltan definir bancas que se están peleando por votitos, pequeñas diferencias de votos, pero en hay una paridad total entre ambas fuerzas en la cámara baja: 16 diputados para cada uno, cuando venía una primacía del lacallismo en una relación de alrededor de 3 a 2. Este dato es muy importante, porque tras el resultado en votos de octubre, hay un muy un fuerte resurgir de Jorge Larrañaga.

En la mayoría parlamentaria la situación es muy interesante. En el Senado hay 6 bancas del Espacio 609, que es el que lidera personalmente Mujica, hay 2 bancas de la Lista 711 que orienta Raúl Sendic y 1 banca de la 1001. Esto da 9 bancas a este macro espacio mujiquista que fue bajo un mismo sublema. Los 9 pasan a ser 10 de sumarse Sendic como vicepresidente de la República. A la izquierda del mujiquismo, está la banca de Constanza Moreira. Y hacia el centro, 2 bancas socialistas y 3 astoristas. En la cámara baja, el reparto de las 50 bancas de la mayoría, da este panorama:

FV:


OAB: Bueno. Vemos que Mujica es el referente directo de 30 de los 50 diputados frenteamplistas, del 60%, y de 10 de los 16 senadores (en este caso contando al vicepresidente de la República, para el caso de triunfo del Frente Amplio en el balotaje) Por su parte, que puedan responder a los lineamientos de Vázquez puede contabilizarse los 5 senadores del astorismo y el socialismo, y a los 16 diputados de ambos sectores. Los socialistas en una línea de mayor seguimiento o pertenencia con Tabaré Vázquez, los astoristas en una relación más parecida a un pacto Astori-Vázquez. Es decir, 30 diputados mujiquistas, digamos, 16 pro vazquistas. 10 senadores mujiquistas, 5 pro vazquistas.

Por otro lado se ven 1 senador y 2 diputados referidos a Constanza Moreira, y 2 diputados con antecedentes de actuación independiente.

Es decir, hay un peso dominante de José Mujica sobre Tabaré Vázquez al interior de la bancada mayoritaria. Sin embargo, hay que ver qué pasa con Sendic y la Lista 711, cuánto es en realidad seguidor de Mujica y cuánto puede operar hacia Vázquez. Porque en este caso las cuentas en el Senado tenderían a equilibrarse y en la Cámara de Diputados en algo se reduciría el formidable peso del actual presidente. Sin duda, de ganar Vázquez la Presidencia de la República, estos son elementos no menores a la hora de la definición de líneas políticas y económicas.