31 Jul. 2015

Ancap: la primera investigación parlamentaria en la era frenteamplista

Oscar A. Bottinelli – diálogo con Fernando Vilar

Radiocero y Radio Monte Carlo

Lo cual es un hecho histórico porque es la primera investigación parlamentaria en esta era frenteamplista, es decir cuando se inicia el tercer gobierno del Frente Amplio; hasta ahora la actitud del Frente amplio ha sido rechazar las investigadoras. Y designar comisiones investigadoras, como requiere mayoría; el Frente Amplio tiene la llave de designarlas o no.


OAB: El miércoles el Senado aprobó designar una comisión investigadora en relación a las denuncias que formuló la oposición sobre Ancap, lo cual es un hecho histórico porque es la primera investigación parlamentaria en esta era frenteamplista, es decir cuando se inicia el tercer gobierno del Frente Amplio; hasta ahora la actitud del Frente amplio ha sido rechazar las investigadoras. Y designar comisiones investigadoras, como requiere mayoría; el Frente Amplio tiene la llave de designarlas o no.

Aquí hay dos temas que vamos a manejar sucesivamente. Uno es el control que tiene el Parlamento llamemos genéricamente del gobierno o de la administración que es el control que hay del Poder Ejecutivo y de los Entes Autónomos que una de las vías de control son las interpelaciones y otro es el control que puede hacer desde pedido de informes y comisiones investigadoras, lo que es el Parlamento controlando la administración. Pero por otro lado existe otro tema, y es que cuando hay presencia de la oposición o de la minoría de los entes autónomos hay un control desde adentro cosa que después de mucho tiempo que no ocurría en el país ocurrió en el gobierno pasado y empieza a ocurrir en éste.

FV: ¿Y cómo es el tema de las investigaciones parlamentarias? ¿Cuál ha sido la práctica en la historia del país, o al menos en la historia reciente?

OAB: Yo decía que estaban las interpelaciones o algo parecido a la interpelación que es cuando se llama a Sala a los Ministros. Sala quiere decir a la reunión plenaria o se llama a comisión. La interpelación como tal, como requiere un voto del tercio de la cámara de Senadores o Diputados, la oposición la provoca cuando quiere. En cambio la comisión investigadora tiene un trámite que culmina con la aprobación de la comisión por mayoría y ahí la actitud de la mayoría es decisiva para que existan estas investigadoras o no.

La investigación Parlamentaria es muy antigua en el país; de mucho uso, tanto es así que durante muchos gobiernos existieron varias comisiones investigadoras, había una actitud de proceder a la investigación siempre considerando que la denuncia tuviera cierta seriedad, la cual no quiere decir que los hechos estuvieran probados ni que fueran ciertos (por algo se investiga) pero que tuviera cierta coherencia a lo que se denunciaba, y que tuviera cierta entidad, precisamente en la seriedad de la denuncia, la oportunidad de la investigación, son prerequisitos para hacerlo.

El Frente Amplio a nivel departamental cuando gana en Montevideo tuvo una actitud de rechazar permanentemente las investigadoras sobre su gestión. Cuando gana el Gobierno Nacional rechazó permanentemente, tanto es así que hasta ahora no ha habido una sola investigación ni en la Cámara de Representantes ni en la Cámara de Senadores.

El Frente Amplio siempre sostuvo que habilitar la comisiones investigadoras es dar lugar a que hubiera un circo mediático en relación al tema o en relación al Gobierno o en relación al Frente Amplio. En realidad algo de esto es así, el tema es que las investigadoras también las había promovido antes la izquierda y promovió muchas investigaciones; es decir ya sea el investigar con la finalidad de obtener un resultado, ya sea para crear un estado de opinión, era bastante normal en el país y la izquierda era un partícipe y un actor de eso.

El tema es que uno de los elementos que da la impresión que llevaron a cambiar de actitud es que la oposición ya había encontrado otro camino ante el cierre de las investigaciones Parlamentarias. Por un lado llamados a Sala, interpelaciones, donde la investigación de alguna manera la iban haciendo los propios Senadores por su cuenta como pudieran, y generalmente el caso más típico fue el de Pluna. Esa sucesión de interpelaciones, llamados a Sala, desde el punto mediático fueron mucho mas impactantes que una comisión investigadora que pueden funcionar incluso en secreto se complementó con denuncias en el Poder Judicial que fue el determinante en el caso Pluna con el procesamiento de Lorenzo y Calloia el cuál fue revocado y finalmente hace unos días nuevamente confirmado. Entonces lo que lleva al Frente Amplio de alguna manera a esto es precisamente a este cambio que se produjo.

FV: ¿Por qué esta es la primera investigadora en la era frenteamplista?

OAB: Uno tiene la impresión de que acá juega por un lado eso, es decir ya es inevitable que la oposición va hacer ruido es inevitable que va hacer denuncias. Una de las lecturas del Frente de decir “bueno, estamos convencidos que si se investiga va hacer todo claro, todo transparente, se va a poder explicar todo”, eso es lo que se dijo en la sala por parte del oficialismo. Lo segundo el Frente Amplio no puede cargar sobre sí el hecho histórico de decir nunca va haber investigaciones de nada que tenga que ver con la administración del Frente Amplio mientras el Frente Amplio gobierne. Como una señal que les genera a lo corta o la larga un fenomenal desgaste que además puede alimentar muchas cosas paralelas desde campañas periodísticas, campañas con desemboque en los medios de comunicación y potenciar mucho más las acciones judiciales, un tema sobre el cual yo me referí en algunas oportunidades aquí, que es lo que nosotros le llamamos la judicialización política, es decir cuando temas que se deberían debatir en el plano político terminan en el plano judicial. Y además sin duda que hay algunos sectores que se sienten absolutamente ajenos a lo que paso en este caso con Ancap y otros que pueden estar más directamente comprometidos y también hay juegos internos.

FV: ¿Y cuál es el contralor directo de la oposición en los entes autónomos y demás organismos descentralizados?

OAB: La constitución del 52 o a final de los años 40 del siglo pasado entre un acuerdo entre Luis Batlle Berres y Luis Alberto de Herrera se da participación a la oposición en cada directorio de 5 miembros 4 del Partido Colorado y 1 del Partido Nacional Herrerista.

La Constitución del 52 ya consagra tres cargos de los 5 para la mayoría, 2 para la minoría. Bajo esa constitución hubo dos gobiernos Colorados y dos gobiernos Blancos, el tema como eso fue en un período de clientelísimo todo se dividía entre 5 los entes Autónomos se nombraban 3 para la mayoría y 2 para la minoría; se aprobaban 5 jubilaciones 3 por la mayoría y 2 por la minoría, se adjudicaban 5 teléfonos de esa manera. Se hablo del tres y dos como algo muy despectivo muy erosionante del sistema político y eso lleva a la Reforma del 66 a eliminar la obligatoriedad de la participación de la oposición en los entes cosa que ahí ya dejan de participar hasta la restauración democrática, que en la restauración democrática si ya participan todos los partidos, en el primer Gobierno de Sanguinetti.

Pero después de eso la tesis de Lacalle, la mantuvo Sanguinetti, la mantuvo Batlle, que a los entes iban los que participaban en la coalición de Gobierno.

Vázquez hizo negociaciones pero luego él mismo se encarga, o el Gobierno se encarga, de cambiar las condiciones y romperlo. Primero al rechazar que el Partido Colorado tuviera un miembro en el CODICEN, luego al rechazar que hubieran dos de la oposición en el Banco República pretendiendo cuatro del Frente Amplio y recién con Mujica se vuelve a lo que fue la vieja tradición o el viejo esquema en que la oposición está con dos cargos en los entes autónomos de cinco (hay tres y dos) o uno cuando son tres en caso de Antel, Banco Central dos de la mayoría uno de la minoría. Ahora se fue algo un como más intermedio que es uno solo de la oposición en cada organismo, ahora se supone que la oposición está por un lado para coadministrar, participar con sus ideas, participar con sus iniciativas, ser uno más de los que codirige el organismo; pero por otro lado para contralor y acá es donde va a venir un problema político dentro del investigadora, porque en Ancap hubo un representante del Partido Nacional y un representante del Partido Colorado. El del Partido Nacional era de Alianza Nacional del sector de Larrañaga y acá es donde viene un juego político que viene planteando el otro sector (el de Lacalle Pou), y en el Partido Colorado lo mismo el representante fue del sector en ese entonces llamado Batillista de Ley liderado por Amorín Battlle y ahora el “bordaberrismo” de alguna manera es el que se siente libre del tema tanto que el Diputado Fitgerald Cantero había realizado un montón de pedidos de publicidad y distribución de productos de Ancap en forma gratuita como se había procesado; nunca se contestaron los pedidos de informe y los obtuvo finalmente mediante la demanda que hacen en la justicia de información pública.

Es decir que aquí va haber un juego político entre oposición y gobierno, y un juego político dentro de cada uno de los tres partidos; del gobierno los sectores que no tienen que ver con Ancap contra los que tuvieron que ver; el sector que no tuvo que ver la oposición de Ancap en el Partido Nacional contra el que tuvo y lo mismo en el Partido Colorado.