02 Oct. 2015

¿Hacia dónde debe orientarse los gastos del Estado en educación, hacia escuelas y liceos del Estado o de gestión privada?

Oscar A. Bottinelli – diálogo con Fernando Vilar

Radiocero y Radio Monte Carlo

Hay un consenso nacional en favor de que el Estado vuelque sus recursos a mejorar las escuelas y los liceos públicos, del Estado, laicos. Nueve de cada diez piensan que el Estado debe volcar sus recursos a mejorar y ampliar la educación pública, estatal, laica. Es menos de una de cada diez personas, un 7%, los que prefieren que el Estado financie escuelas y liceos de gestión privada, que pueden ser tanto laicos como religiosos. Esta postura es común a frenteamplistas, blancos, colorados y demás, hombres y mujeres, todas las clases sociales, todos los tramos de edad y todos los niveles educativos.


OAB:El tema educativo ha pasado a ser el gran tema de debate de este gobierno, el tercer gobierno frenteamplista y el segundo presidido por Tabaré Vázquez. Es sin duda la asignatura pendiente para el Frente Amplio y un tema que concita hoy el zenit de la conflictividad sindical. Como hemos dicho en otros espacios, el tema educativo es muy vasto: la determinación de los sueldos docentes en el presupuesto, los consejos de salarios para la educación privada, la asignación de recursos para gastos e inversiones en la educación pública, los contenidos de la educación, la opción entre educación pública y educación privada, la opción entre educación laica y educación religiosa o con valores o contenidos religiosos.

Estos últimos, muy interrelacionados, la opción entre educación pública y educación privada, la opción entre educación laica y educación religiosa o con impronta religiosa, van a ser el centro de la polémica educativa una vez pasado el presupuesto. Va a ser la gran discusión sobre modelo nacional.

El viernes pasado presentamos dos encuestas. Una de ellas arrojó como resultado que los uruguayos en general consideran mejor tanto a los colegios y liceos privados que a las escuelas y liceos públicos.

La otra, y esto es muy importante para lo que vamos a presentar hoy, tenía que ver con la confrontación de dos imaginarios ideales. Por un lado, primera alternativa, se le plantea el imaginario de enviar a los hijos o nietos a escuelas y liceos públicos, escuelas y liceos estatales, laicos, pero que funcionen ordenadamente y con educación de calidad. Es decir, esta primera alternativa es en el imaginario de escuelas y liceos públicos ordenados y de calidad.

La otra alternativa es enviar a los hijos o nietos a escuelas y liceos privados o de gestión privada gratuitos, financiados por el Estado, pagos por el Estado, gratuitos para los alumnos, tanto laicos como religiosos.

Ante esos dos imaginarios, la pregunta es ¿a dónde le gustaría que fuesen sus hijos o nietos? Y las respuestas son:

FV:


A escuelas y liceos públicos de calidad72%
A escuelas y liceos de gestión privada, pagos por el Estado26%
No opina2%

OAB: Todos los datos corresponden a la última Encuesta Nacional Factum, realizada en este tercer trimestre de 2015. La Encuesta Nacional Factum es una encuesta multimétodo, representativa de todo el país, tanto urbano como rural. La cantidad de casos, es decir, el total de personas y hogares entrevistados, es de 1004.

Y ahora vamos a ver lo que puede considerarse una segunda parte del tema. Se discute qué debe hacer el Estado con sus recursos en materia educativa, qué debe financiar. ¿Debe mejorar y ampliar la educación pública laica, estatal o debe pagarla la educación a quienes quieran ir, de forma gratuita para los alumnos, a escuelas y liceos de gestión privada, que pueden ser laicos o que pueden ser de impronta religiosa?

Y las respuestas son:

FV:


Mejorar la educación pública laica, estatal89%
Pagar a quienes quieran ir de forma gratuita de gestión privada7%
No opina4%

OAB: Vemos cosas muy claras: 9 de cada 10 uruguayos prefiere que el gobierno en materia de educación se dedique a mejorar y ampliar la educación pública laica, estatal. Menos de 1 de cada 10, mucho menos de 1 de cada 10, como que en realidad es una de cada 14 personas, prefiere que el gobierno pague la educación a quienes quieran ir a escuelas y liceos de gestión privada, gratuitos para los alumnos.

En este sentido, desde el punto de vista del sentir actual de la sociedad, el tema parece laudado. Con estos datos uno diría que quienes defienden la concepción minoritaria deben hacer un gran esfuerzo de convencimiento de la sociedad, un esfuerzo verdaderamente titánico.

La educación pública laica y gratuita es un concepto muy arraigado en la sociedad. Y por educación pública la gente entiende el modelo actual, una educación donde el Estado forma los docentes, los organiza, los dirige, se ocupa de la infraestructura, determina los programas de estudio. Lo que parece que hay lugar para el debate, según otros estudios que hemos realizado, es para discutir qué margen haya para cierta descentralización en la toma de decisiones, ya sea por parte de los directores de las escuelas o liceos, o inclusive con participación de comisiones de padres. Y qué margen para buscar apoyo de la comunidad para el financiamiento, especialmente de la infraestructura, de los locales, del mobiliario y de lo gastos como la alimentación o el mantenimiento de locales y muebles.

FV: ¿Esto de que el Estado pudiera financiar escuelas de gestión privada es un tema nuevo en el país?

OAB: En cierto modo sí y en cierto modo no. En primer lugar están los Centros CAIF, que son centros de atención a la primera infancia, donde hay aspectos educativos y de salud. Los centros CAIF en su mayor parte o algunos en su totalidad son financiados por el Estado. Los CAIF son unos laicos y otros tienen impronta religiosa.

Otro caso ha sido el de los “vauchers” o bonos otorgados por el Ministerio de Desarrollo Social, en el gobierno anterior, para que los niños fuesen a centros pre escolares o de educación inicial, o guarderías, de carácter privado.

Y luego está la media docena de liceos de gestión privada, todos religiosos menos uno, en que el más conocido es el Liceo Jubilar. Esos liceos se financian con aportes que realizan particulares y que en gran medida descuentan de impuestos. En realidad el 82,5% de los aportes son deducciones de impuestos y el 17,5% aporte verdaderamente privado. Es decir, estos liceos de gestión privada son financiados en casi los cinco sextos por el Estado.

Hay que agregar que en el apostar a que el Estado mejore la educación pública y no aporte a la gestión privada, coinciden en distinta medida frenteamplistas, blancos, colorados y demás, hombres y mujeres, todas las clases sociales, todos los tramos de edad y todos los niveles educativos. Se puede decir que en esto hay un consenso nacional en favor de que el Estado vuelque sus recursos a mejorar las escuelas y los liceos públicos, del Estado, laicos.


FICHA TÉCNICA
TIPOEncuesta Nacional Factum
REALIZADO PORInstituto Factum
METODO DE RECOLECCION DE DATOSMultimétodo
UNIVERSO DE REPRESENTACIONTodo el país (urbano, suburbano y rural)
UNIVERSO DE INDIVIDUOSPersonas residentes en los respectivos hogares de 16 y más años de edad
MUESTRAAleatorio de hogares, por conglomerado, polietápica.
TOTAL DE CASOS PRESENTADOS1004 casos
FECHA DE REALIZACIÓN3° trimestre de 2015
Máximo margen de error estadístico para el total de la muestra, para un nivel de confianza de 2 sigmas+/- 3,2%