11 Dic. 2015

Los chisporroteos en torno a la Concertación y las dos visiones estratégicas en la oposición

Oscar A. Bottinelli – diálogo con Fernando Vilar

Radiocero y Radio Monte Carlo

[En un comunicado del Partido de la Concertación] se afirma que el Partido de la Concertación fue un acuerdo formal del Partido Nacional y del Partido Colorado con un objetivo exclusivamente departamental y municipal para el departamento de Montevideo […] Salvo que haya cambios al interior del Partido Nacional y del Partido Colorado, todo sugiere que la Concertación se mantiene para disputar en 2020 la Intendencia de Montevideo, y punto. Y ello quiere decir que o Novick mantiene sus aspiraciones solo a intendente de Montevideo o si quiere optar por el premio mayor, como venía pareciendo, debe integrarse a un partido tradicional y lo más posible es al Partido Colorado.


OAB: Esta semana se inicia con un comunicado que puede calificarse de sorpresivo de las autoridades del Partido de la Concertación, conformada por figuras pertenecientes orgánicamente al Partido Nacional y al Partido Colorado. En esencia y más allá de detalles técnicos, allí se afirma que el Partido de la Concertación fue un acuerdo formal del Partido Nacional y del Partido Colorado con un objetivo exclusivamente departamental y municipal para el departamento de Montevideo. Se añade que se seguirá trabajando con el mismo objetivo y que a nivel nacional “la coordinación de programas y de voluntades ciudadanas y partidarias se ha expresado en la segunda vuelta electoral, sin afectar la identidad de los partidos y las pertenencias ciudadanas”.

Esta declaración, emitida sin consultar a Edgardo Novick, surgió en forma simultánea a rechazar la creación de una agrupación nacional liderada por Novick y en respuesta a la movilización que Novick realiza en todo el país en lo que se entiende como el trabajo preparatorio para su candidatura presidencial

FV: ¿Y cómo se interpreta esta decisión?

OAB: Yendo al análisis de fondo y más allá de lo anecdótico, hay que ver varias cosas.

Una, la idea de que Novick amenaza el sitial de los actuales líderes blancos y colorados, y por tanto todos ellos se ponen de acuerdo para cerrarle el camino. Frente a esto, dirigentes colorados en particular sostienen que verían con mucho agrado una candidatura de Novick pero dentro del Partido Colorado. Este sentimiento es manejado por algunos dirigentes batllistas y se le atribuye el mismo pensamiento a Jorge Batlle. Sin embargo, no todos los dirigentes colorados ven con buenos o ojos una candidatura Novick y no aparece una idea similar en dirigentes blancos, es decir, de Novick como candidato dentro del Partido Nacional.

Dos, la idea de que la existencia de candidaturas al margen de los partidos termine siendo una bomba que haga estallar en pedazos al sistema uruguayos de partidos, o al menos al susbsistema constituido por los partidos tradicionales.

Tres, el temor de muchos dirigentes al fenómeno de nuevas figuras políticas dispuestas a invertir cifras millonarias en dólares en su promoción personal, lo que ven como un grave riesgo para la democracia de partidos en particular y para la democracia en general Y asimilan este fenómeno a fenómenos similares ocurridos anteriormente en Bolivia, en Ecuador, o en Italia con Berlusconi, los llamados partidos-empresa o partidos con dueño. El temor a este fenómeno no lo consideran exclusivo del caso Novick, sino que ven otras amenazas de otros casos dentro de alguno de los partidos tradicionales.

En sentido contrario se señala que si bien es nuevo lo de candidatos que se autofinancian completamente, también hay otros casos de naturaleza similar. Es decir, hay prácticas que no son nuevas pero que vienen in crescendo, como el caso de candidatos que administraron empresas públicas y luego obtienen aportes millonarios de empresas privadas que se benefician de contratos con esas mismas empresas públicas. Y además se señala que es muy normal que todos los partidos y candidatos se financien con aportes de grandes empresas, que pueden generar condicionamientos a esos partidos y candidatos.

FV: ¿Y qué hay de la llamada Concertación?

OAB: En realidad la Concertación nació con un diagnóstico no muy preciso: que la unión de blancos y colorados permitía desalojar al Frente Amplio de la Intendencia de Montevideo. Como lo demostraron las elecciones de este año, y pese a la formidable votación de Novick, el diagnóstico pecaba por optimista. El Frente Amplio retuvo la Intendencia de Montevideo. Inclusive resultó sorprendente que al a inversa no se usara un mecanismo similar en Salto, Paysandú y Río Negro. En esos tres departamentos ganó la Intendencia el Frente Amplio porque derrotó por separado a cada uno de los partidos tradicionales, pero ambos partidos tradicionales sumados fueron mucho más que el Frente Amplio. En resumen, el Partido de la Concertación fracasó en el objetivo para el cual fue creado y no se aplicó en los tres departamentos en que hubiese servido. Lo que es claro que el nuevo esquema Novick, el de ser candidato presidencial por el Partido de la Concertación, llevaba a que en lugar de dos partidos, el área tradicional tuviese tres partidos. Salvo que fuese tal el éxito de Novick y lograse doblegar a ambos partidos y obligarlos a presentarse dentro del Partido de la Concertación. Lo que es claro que a nivel nacional la votación por separado de los dos partidos tradicionales puede o no tener efecto en las elecciones parlamentarias: en 2009 los dos partidos hubiesen obtenido una banca más y con ello habrían dejado sin mayoría parlamentaria al Frente Amplio, pero en 2014 no movía la aguja, no se producía ningún cambio. Y a nivel presidencial, es irrelevante que votasen juntos o separados, dado que la Presidencia se define en balotaje. La Concertación sería necesaria de aprobarse una reforma como la que promueve el Frente Amplio, de volver a decidir la Presidencia al más votado, con mayoría simple.

FV: ¿Y qué piensa la gente?

OAB: Lo que más importa es que piensan los que eventualmente podrían votar a nivel nacional a un Partido de la Concertación, es decir, los votantes y simpatizantes del Partido Nacional, del Partido Colorado y del Partido Independiente.

Para ello presentamos los datos de la última Encuesta Nacional Factum, representativa de todo el país, con una base de 705 casos, por técnica multimétodo, realizada en el cuarto trimestre de 2015. A los entrevistados se les presentó dos opciones en forma de dos frases.

Opción uno. La frase dice: Los partidos tradicionales deben unirse a nivel nacional para disputar la Presidencia, el Parlamento y todos las intendencias, como se hizo en Montevideo para la Intendencia con el Partido de la Concertación. A esta frase la podemos llamar “partidarios de unirse” Opción dos. La frase dice: El Partido Nacional y el Partido Colorado deben permanecer separados y mantener cada uno su propia identidad. A esta frase la podemos llamar “partidarios de mantenerse separados”.

Y los datos son estos, dentro de los votantes de los partidos tradicionales:

FV:

Partidarios de unirse, 45%

Partidarios de mantener cada uno su propia identidad, 50%

No opina, 5%

OAB: Como puede observarse, los votantes tradicionales están divididos por la mitad, con una leve prevalencia en favor del mantenimiento de la propia identidad de cada partido.

Entre los blancos predomina esta alternativa, de no unirse, en una proporción de 5 a 4. Y entre los colorados es a la inversa, donde predomina la opción de unirse por 5 a 4, de hacer un Partido de la Concertación a nivel nacional y para todos los cargos.

Es interesante observar que los votantes del Partido Independiente presentan el mismo comportamiento de los del Partido Nacional. Prevalece el mantenerse separados por una relación de 5 a 4, pero para ser un partido que no se lo considera del área tradicional, es muy alto que el 43% sea partidario de un Partido de la Concertación, o de una gran alianza antifrenteamplista.

Salvo que haya cambios al interior del Partido Nacional y del Partido Colorado, todo sugiere que la Concertación se mantiene para disputar en 2020 la Intendencia de Montevideo, y punto. Y ello quiere decir que o Novick mantiene sus aspiraciones solo a intendente de Montevideo o si quiere optar por el premio mayor, como venía pareciendo, debe integrarse a un partido tradicional y lo más posible es al Partido Colorado, al cual pertenece.


Las cifras de ambos partidos tradicionales sumados son:

¿Cuál de estas dos frases está más cerca de lo que Vd. piensa? (votantes de los partidos tradicionales)
Los partidos tradicionales deben unirse a nivel nacional para disputar la Presidencia, el Parlamento y todos las intendencias, como se hice en Montevideo para la Intendencia con el Partido de la Concertación45%
El Partido Nacional y el Partido Colorado deben permanecer separados y mantener cada uno su propia identidad50%
No opina / no sabe / no contesta5%


Los datos totales son:

TOTALFAPNPCPI
Separados214425443
Unirse5868524451
No opina2128626



FICHA TÉCNICA
TIPOEncuesta Nacional Factum
REALIZADO PORInstituto Factum
METODO DE RECOLECCION DE DATOSMultimétodo
UNIVERSO DE REPRESENTACIONTodo el país (urbano, suburbano y rural)
UNIVERSO DE INDIVIDUOSPersonas residentes en los respectivos hogares de 16 y más años de edad
MUESTRAAleatorio de hogares, por conglomerado, polietápica.
TOTAL DE CASOS PRESENTADOS705 casos
FECHA DE REALIZACIÓN 4to Trimestre 2015
Máximo margen de error estadístico para el total de la muestra, para un nivel de confianza de 2 sigmas+/- 3,7%