06 May. 2016

Tabaré Vázquez busca el reposicionamiento político

Oscar A. Bottinelli - Diálogo con Fernando Vilar

Radiocero y Radio Monte Carlo

Tabaré Vázquez comenzó su segunda presidencia con mucha debilidad […] El frenar, aislarse, pensar y reaparecer es un método que a Tabaré Vázquez le funciona […] lo más relevante … es que ha retomado la iniciativa política, el papel de conducción del gobierno. Y respecto a esto cabe mencionar dos temas: Ancap y seguridad pública.


OAB: El lunes falleció en Estados Unidos Hugo Romay Salvo, co-director de Radio Monte Carlo y Radiocero FM y pionero de Monte Carlo TV. Como recuerdo que nos afecta: fue en Monte Carlo TV, en Canal 4, donde nació Factum, en ocasión de la cobertura del Referendum de la Ley de Caducidad, el 16 de abril de 1989. Allí comenzamos a trabajar con Hugo, con Walter Romay y con el tempranamente desaparecido Daniel Romay.

En especial corresponde destacar su papel decisivo en la tensa noche del 31 de octubre de 2004. Había muy serias dudas sobre si Tabaré Vázquez resultaba elegido presidente de la República, y se producía el hecho histórico del acceso de un tercer partido político a la titularidad del gobierno nacional, o el desenlace se postergaba cuatro semanas hasta la realización de un balotaje. Tú recordaras Fernando, sentados uno al lado del otro, que quedaba el dilema entre el anuncio de “Tenemos balotaje” o “Tenemos presidente”. Don Hugo tuvo el coraje y la firmeza de apuntalar la convicción a la que había arribado Factum, producto de su proyección de escrutinio, y permitir a la hora 21:03 hacer el histórico anuncio de “Tenemos presidente”.

A lo largo de 27 años, Factum como institución y nosotros personalmente compartimos muchos momentos difíciles, donde don Hugo demostró templanza y decisión. También fueron muchos los momentos de alegría y satisfacción. Con estas palabras quiero expresar el recuerdo y homenaje de sus amigos de Factum

FV:Bien Oscar, bueno nosotros obviamente suscribimos absolutamente todo lo que has dicho, dijimos algunas cosas al día siguiente de habernos enterado de su desaparición física, y bueno… quedará como los hombres y mujeres del mundo que han hecho cosas grandes, a veces en momentos más fáciles, a veces en momentos más difíciles pero seguramente quedará en el recuerdo de mucha gente, sobre todo hombres como él que han sido pioneros en algo tan importante y trascendente para las democracias del mundo como lo son los medios de comunicación.

Ahora sí entramos al análisis propuesto sobre la búsqueda de reposicionamiento de Tabaré Vázquez

OAB: Como se recordará el año pasado Tabaré Vázquez comenzó su segunda presidencia con mucha debilidad, con varios avances en los que luego tuvo que dar marcha atrás, desde el intentofreno a la ley de liberalización de la marihuana hasta la fallida esencialidad en la enseñanza. Quedó muy débil ante un Frente Amplio y una bancada parlamentaria oficialista en donde carecía de apoyatura: como dijimos en varios análisis, entre los dos tercios y las tres cuartas partes de los parlamentarios frenteamplistas no respondían al presidente. Lo uno y lo otro se reflejó en el estado de la opinión pública.

Hace tres semanas el 15 de abril, aquí en este espacio el sociólogo Eduardo Bottinelli presentó el nivel de aprobación del presidente y la evolución de ese indicador [VER]. Vázquez registraba en el segundo trimestre del año pasado un nivel de aprobación del 78%, hacia la primavera, en el tercer trimestre, cayo al 49% y cerró el año con 36%. El impulso decreciente continuó y al cerrase el primer trimestre de este año se registró una nueva caída al 33%, el menor nivel de aprobación de un presidente frenteamplista.

FV: ¿Y qué ha pasado? ¿Por qué hablas tú de reposicionamiento?

OAB: Los indicadores de opinión pública se mueven con cierto retraso en relación a los hechos políticos. O para ser más exactos, los movimientos políticos se reflejan en el estado de opinión pública, impactan sobre la gente, algo después. Eso quizás pueda explicar que los movimientos que desarrolla el presidente más o menos desde comienzos de año no han generado efectos y su popularidad siguió cayendo. Si estos cambios de actitud son percibidos positivamente por la gente, entonces es posible que en los próximos trimestres se pudiese ver un cambio de tendencia. Esa interrogante queda abierta y se verá en los próximos meses.

FV: ¿Y cuáles han sido esos movimientos de Vázquez, ese cambio de actitud?

OAB: El frenar, aislarse, pensar y reaparecer es un método que a Tabaré Vázquez le funciona. Hay que recordar que hace dos años comenzó bastante mal la campaña electoral, con frecuentes errores y caída en la intención de voto, inclusive con algunas salidas fuera de tono. Se fue a descansar unos días, volvió y encaró de manera exitosa la campaña, en que él y el Frente Amplio remontaron peldaño a peldaño y con el último aliento, en el anca de un piojo, el Frente Amplio revalidó la mayoría parlamentaria.

Ahora parece pasó algo parecido. Terminó el año, se fue a descansar, se aisló, y reapareció con fuerte iniciativa. Inició giras al interior, comenzó a ir a partidos de fútbol, desarrolló con intensidad los Consejos de Ministros abiertos e hizo algunas cadenas nacionales de radio y televisión. Aunque esto último da la impresión de que genera poco efecto, que es un método de comunicación anticuado. Pero lo otro al menos significa un sacudón de comunicación y de sumergirse con la gente. Pero quizás lo más relevante, lo que a la larga es de impacto, es que ha retomado la iniciativa política, el papel de conducción del gobierno. Y respecto a esto cabe mencionar dos temas: Ancap y seguridad pública.

En Ancap dio dos pasos de alta significación, que en buen romance significa desaprobar la gestión habida en el organismo en los últimos ocho años (bajo la presidencia de Mujica y bajo su propia presidencia anterior): impulsó la capitalización de Ancap en mil millones de dólares y removió a a la totalidad del Directorio; sacó a un directorio político controlado por Sendic y lo remplazó por un Directorio técnico. Entre las dos cosas trazó un borrón y cuenta nueva en Ancap. Se quiera o no, la iniciativa del presidente fue en sentido contrario al informe de la mayoría frenteamplista del Senado y a la declaración del Plenario Nacional. Aunque, contradictoriamente, esa mayoría oficialista del Senado votó la capitalización de Ancap y votó el recambio de directorio.

FV: ¿Y qué pasó en seguridad pública?

OAB: En seguridad pública recogió el desafío de la oposición y particularmente del Partido Nacional. Sacó el tema del ámbito estrictamente parlamentario y lo llevó al primer plano del gobierno y del debate interpartidario. Así fue que se abrió una mesa de diálogo del Poder Ejecutivo con los partidos políticos. Mesa de diálogo que por el gobierno estuvo el propio presidente de la República y el propio ministro del Interior. Y estuvieron todos los partidos políticos de nivel parlamentario.

Evitó cuidadosamente que terminase en un fracaso, se abrió a oír todas las propuestas y en poco tiempo comenzaron a llegar los acuerdos. El más trascendente es la puesta en marcha a lo largo del año que viene del nuevo Código de Proceso Penal. Un código que da apertura y publicidad a los procesos penales, que otorga a los fiscales la responsabilidad de toda la investigación penal. Y por lo que se sabe, los acuerdos van a ir más allá y se van a ir relacionando con otros aspectos de seguridad, de cárceles, de tratamiento de la población carcelaria. Estos acuerdos que se llevan a esta nivel, permite a Vázquez que cuando las cosas vayan al nivel parlamentario, con el visto bueno de la totalidad de los partidos, las decisiones no quedan condicionadas por la bancada frenteamplista.

Sin duda, con lo de Ancap y con el diálogo y acuerdos en seguridad pública, el presidente exhibe un nivel de conducción y de iniciativa que es la contracara de su gestión a lo largo del año pasado.