05 Oct. 2018

“En la búsqueda de un cuarto escenario electoral”

Eduardo Bottinelli – Diálogo con Aldo Silva

970 Universal – Fuentes Confiables

Hacia donde apunta este cuarto actor es fundamental, con tres posicionamientos posibles: el de ser “la otra izquierda” apoyando en última instancia al FA; ser el fiel de la balanza equidistante de blancos y colorados por un lado, y de frenteamplistas por el otro; el conformarse como una de las partes constitutivas de un gran acuerdo opositor para desplazar al Frente Amplio del gobierno.


EB:Introducción. Análisis de la arquitectura política en Uruguay. Bipartidismo, tríadas, bibloquismo. La búsqueda de un cuarto actor relevante.

AS: Ahora, después de 2014, sí estábamos en una especie de bipartidismo, ¿no es así?

EB: Camino del bibloquismo al bipartidismo (actor principal más actores menores -menos del 10% cada uno por ejemplo).

Aparición de Sanguinetti, repunte colorado y la posibilidad de consolidación de tres actores consolidados como protagonistas.

Si se consolida esa tríada, el cuarto actor adquiere otra importancia.

AS: ¿Y ese cuarto actor como lo podemos definir?

EB: La base de ese cuarto actor es el PI, que ha mostrado un avance sistemático desde su creación (un diputados, luego dos diputados, ahora tres + 1 senador. La ENF muestra crecimiento sostenido 4% en 2016, 5% en 2017, 6% en 2018. (OJO es lo que mide hoy, puede o no consolidarse, puede o no crecer o caer). Espacio de clara impronta socialdemócrata. Incorporación de grupos provenientes de los otros tres actores protagónicos.

La estabilidad del Partido Nacional en niveles altos, la necesidad para muchos actores de permanecer en el lema histórico por sus efectos en las elecciones departamentales, determinaron que no haya habido quien diera el salto desde a colectividad blanca hacia el nuevo proyecto.

Están en proceso de consumación dos saltos, que por orden cronológico en los anuncios públicos son: “Batllistas Orejanos” liderado por Fernando Amado y el grupo “Navegantes” conformado por disidentes frenteamplistas, integrado por el político y comunicador Esteban Valenti y la publicista Selva Andrioli.

Es interesante ver que en ambos casos se trata de grupos que se quedaron sin espacio en sus propios partidos, asfixiados, cuestionados, no queridos en la interna de sus propios partidos.

AS: ¿Y cuánto pueden aportar estos grupos, estos nombres y sus grupos electoralmente?

EB: Es una incógnita grande la que se tiene al respecto.

Primero: Imagen de Amado en diferentes sectores.

Segundo: Valenti, Andrioli electoralmente son incógnitas

Hay que esperar a que decante el grupo en sí, los nombres, la forma y esperar a ver los resultados de próximas encuestas para conocer efectivamente si esto produce o no un efecto.

AS: ¿Cómo se posiciona este grupo en la escena electoral?

EB: Otra incógnita.

Tres posicionamientos:

1. “La otra izquierda”. Estaría más cerca del FA que de los PPTT.

2. Equidistante de blancos y colorados por un lado, y del FA del otro. Sería el fiel de la balanza, con posibilidades de alianza con cualquiera de los bloques.

3. Ser parte de un gran acuerdo opositor al FA. Prioridad quitar al FA, “hay que sacarlos”.

AS: ¿Pero eso supone también algunas decisiones ya pensando en un balotaje?

EB: Puede o no.

Pasado octubre 2019, ¿qué hace este cuarto actor? ¿se mueve monolíticamente o se separa independientemente? (es una coalición, no una alianza).

A día de hoy, apoya al candidato del FA o al opositor? Hoy día serían Daniel Martínez (si Mujica no se presenta parece claro) o Lacalle Pou (a día de hoy lidera)?

Entonces, esta coalición como tal o sus componentes por separado, en la hipótesis válida al día de hoy de una candidatura de Daniel Martínez en el Frente Amplio ¿se inclinan por acordar con o apoyar a Daniel Martínez o acordar con o apoyar a Luis Lacalle Pou? ¿O se inclinan por la libertad de acción de los votantes y su total prescindencia y neutralidad en la competencia del balotaje?

AS: ¿Conclusión? ¿es que tenemos más dudas que certezas sobre el cuarto actor?

EB: No sé si son más, pero son importantes y en algunos casos trascendentes. Para poder atraer a los frenteamplistas desencantados y que se animen a dar el paso a abandonar al FA, es muy diferente si el paso es “contra el FA” “que se vayan”, si el paso es para quedar en un terreno neutral, o si se trata de conservar una presidencia frenteamplista.