14 Oct. 2011

Cambiar el eje de la discusión

Entrevista con Eduardo Bottinelli

Semanario Brecha

Lo primero a aclarar es que la decisión no es un retiro de la política sino de la actividad pública.[...]Creo que se dio cuenta de que fue un error. Ante una situación tan incómoda decide llamarse al silencio. [...]No creo que sea dramático para el FA, ni para la política nacional. Los dichos que desencadenan esta decisión fueron analizados por todos los actores políticos y por medios en un contexto distinto al de cuando sucedieron los hechos, pero no eran nada nuevo e igual generaron ruidos.[...]Hoy es fácil criticar lo que dijo Vázquez. Y otra cosa, es dudoso que nadie supiera de esa gestión de Vázquez. Y tengo mis serias dudas.


¿Qué lectura hace usted de la decisión que tomo el ex presidente Vázquez?

Lo primero a aclarar es que la decisión no es un retiro de la política sino de la actividad pública. Más que nada es una salida de escena en cuanto a declaraciones públicas. No parece que vaya mucho más allá de eso. Lo que tampoco es nuevo en Vázquez.

De hecho venia de una año supuestamente sabático...

Claro, y además ya lo ha hecho en otras oportunidades. Van varias veces que ha usado esa forma de salir de escena y volver a entrar. Reaparecer después del silencio.

¿Cuáles serían esas otras veces que usted menciona?

Paso después de la elección del 94, estuvo un tiempo sin aparecer, y cuando reaparece es para tomar la presidencia del Frente Amplio. En 2002 apareció en cuentagotas como estrategia frente a la crisis. No fue un actor permanente. En el propio ejercicio de su presidencia estuvo muy poco en los medios. Aparecía poco. Hizo celebre la frase del profundo y prolongado silencio a fuerza de no hace declaraciones públicas.

¿Qué determina esta vez que recurra a salir de escena?

El cambio del eje en la discusión. Sacar de tea el conflicto con Argentina y lo de Estados Unidos y plantear el tema de su futuro político. Mañana (por hoy) todos los diarios y los informativos estarán con este tema. El anterior quedara solo como una referencia…

Justamente ¿a usted le parece que se dio cuenta de que había cometido un error y utiliza esta estrategia para enmendar?

Creo que se dio cuenta de que fue un error. Ante una situación tan incómoda decide llamarse al silencio. Es una cuestión estratégica, ante el ruido generado dentro del FA, con la oposición y a nivel internacional, decide sustraerse de la escena pública y plantea un escenario sin él, desviando el eje de la discusión.

Igual sorprende que haya cometido ese error como usted decía antes, él ha construido su imagen más con los silencios que con las palabras… sorprende que estuviera tan poco atento como para cometer una equivocación tan gruesa…

Le ha pasado a veces estando en ámbitos muy chicos, donde dice cosas que en otros ámbitos no hubiera dicho. A veces pierde la noción de que cualquier acto, por mínimo que sea, puede tener difusión nacional o mundial. Y otra cosa es que lo que dijo tampoco era nada nuevo. Los cables de Wikileaks ya lo habían difundido. No creo que haya sido nada planeado.

¿Qué trascendencia tiene según su punto de vista, este episodio?

No creo que sea dramático para el FA, ni para la política nacional. Los dichos que desencadenan esta decisión fueron analizados por todos los actores políticos y por medios en un contexto distinto al de cuando sucedieron los hechos, pero no eran nada nuevo e igual generaron ruidos.

Más allá de que no fuera nuevo, el cuento desenfadado de que le había pedido a Estados Unidos su respaldo frente al conflicto por Botnia, a la izquierda le provocó una gran incomodidad y le dio a la derecha la oportunidad de hacer discursos antiimperialistas.

Pero esa incomodidad y esos discursos son analizando al Bush de 2011, no el de 2006. Cuando vino Bush, en Uruguay tenía una imagen relativamente buena. La visita fue bien evaluada por los uruguayos, la encuesta en ese momento dio muy positiva. Y en ese momento tanto la visita de Bush como la de Lula, la semana siguiente, le dieron a Vázquez un respaldo muy importante en la opinión pública, con un pico alto de aprobación. La interpretación de hoy es más simple, pero cuando vino Bush había mucha gente que peleaba por aparecer en la foto. Mujica dijo que a veces había que tragarse algunos sapos, pero desde los partidos de la oposición se buscaba el acercamiento a los Estados Unidos. Hay que ver las cosas en su debido momento. Hoy es fácil criticar lo que dijo Vázquez. Y otra cosa, es dudoso que nadie supiera de esa gestión de Vázquez. Y tengo mis serias dudas.