22 Set. 2014

"FA debe atender la desilusión y enojo"

Eduardo Bottinelli - en diálogo con Gabriela Cortizas

El País

El director de Factum, Eduardo Bottinelli, estima que los indecisos son el factor clave en la próxima elección del 26 de octubre. Sin embargo, convencerlos no será tan fácil ya que cada uno responde a estímulos diferentes.


Mientras el Frente Amplio deberá dar respuestas a las desilusiones y enojos generados en la actual administración, el Partido Nacional deberá salir a la caza de los indecisos y pelear a los dudosos de otros partidos, principalmente del Partido Colorado. El sociólogo afirma, en tanto, que el Partido Colorado está sufriendo un "balotaje anticipado", en donde sus votantes se fugan a otros partidos.

GC: ¿Qué evaluación hace de la campaña? ¿Considera que es aburrida como se ha argumentado?

EB: Las campañas electorales no tienen porqué ser divertidas. Sí deben ser atractivas y esta campaña no ha logrado despertar gran interés y entusiasmo. Sin embargo, ahora sí comienza a verse un poco más de movimiento, desde hace un par de semanas, por lo que es esperable que más cerca de las elecciones haya más entusiasmo. En general, la campaña no ha resultado atractiva pero ha ido virando un poco en sus contenidos. Pasó de la seguridad y la educación como ejes monotemáticos a basarse en temas económicos. Quizás ese cambio de temas más la irrupción de otros actores también lleve a que la campaña se dinamice.

GC: ¿Los indecisos van a ocupar un papel central en las elecciones. ¿Cuál cree que será su comportamiento?

EB: Con resultados tan ajustados, los votantes inciertos juegan un rol fundamental para volcar la balanza para cualquier lado. Existen inciertos totales que prácticamente pueden votar a cualquiera y también existe un volumen mucho más elevado de votantes dudosos, que hoy se inclinan por un partido pero que no aseguran plenamente que vayan a votarlo. Y ese electorado también es parte de lo que va a decidir la elección, convenciendo a propios y ajenos.

GC: ¿Qué deben hacer los partidos para conquistarlos?

EB: No son una masa uniforme que se mueve a donde los lleven sino que las decisiones se toman por una infinidad de factores. Sin embargo, hay algo que siempre es valorado y tiene que ver con las seguridades. Trasmitir qué se va a hacer, cómo y de qué manera afecta a la población.

GC: Luego de una caída, el FA logró recuperarse levemente en las encuestas. ¿Por qué cree que esto es así?

EB: La explicación fundamental tiene que ver con que el FA tocó su piso. Es muy difícil pensar en un FA por debajo del 40% y al menos desde el 2000 se ha movido por encima del 40%. Pero también hay un factor importante que tiene que ver con que el FA y Tabaré Vázquez entendieron que no estaban yendo por el camino correcto en la campaña. No estaba trasmitiendo lo que se quería y la imagen no estaba siendo lo buena que debería haber sido. En un momento se produjo un cambio que no necesariamente se ve reflejada en la encuesta en su total magnitud porque los procesos son lentos. Pero el enfoque del FA realizó un cambio donde empezaron a aparecer las principales figuras y lograr revertir una situación que se tornaba peligrosa para el FA.

GC: ¿Qué debe hacer el FA para seguir con esta tendencia?

EB: Hoy en día el problema más importante que tiene el FA no parece ser fácilmente solucionable con una campaña, ya que son temas de fondo. Sin embargo, parece razonable que pueda conseguir mejores resultados si logra transmitir los logros de los gobiernos en forma directa, pero también necesita presentar cosas nuevas. Qué cosas, cómo y en qué dirección se va a mover el próximo gobierno en las materias clave: economía, seguridad y educación. Pero, quizá, lo más importante es dar respuestas a las cosas y a los temas que han generado desilusión o enojo.

GC: ¿Cuáles son los temas de campaña que verdaderamente mueven al electorado?

EB: Los que hacen directamente a las vidas de las personas. Tienen que ver con la mejora en la vida, pero esto hablando del electorado dudoso o indefinido. Hay una parte muy importante de quienes han tomado ya la decisión en que los temas centrales no son tan directos, sino que vienen de concepciones mucho más largas sobre lo que debe ser el país en términos de libertades individuales, presencia del Estado, etc.

GC: ¿Hasta el último mes el Partido Nacional venía creciendo en las encuestas. ¿Qué debe hacer Luis Lacalle Pou para continuar con esta tendencia? ¿Considera que llegó a su techo en intención de voto?

EB: El techo es muy difícil de establecer, lo que parece claro es que el área tradicional tiene un margen escaso de crecimiento, por lo que el Partido Nacional debería convencer a indecisos puros y pelear dudosos de los otros partidos. Le es más sencillo convencer a dudosos del Partido Colorado que dudosos del FA por un tema ideológico.

GC: ¿Por qué el Partido Colorado no levanta en intención de voto? ¿Se equivocó Bordaberry al elegir a Germán Coutinho como fórmula?

EB: El Partido Colorado está siendo taponeado por un proceso que ya hemos visto en instancias anteriores y que se puede denominar "balotaje anticipado". En ese sentido la carrera presidencial comienza a verse por parte del electorado como una competencia binaria y se pierde de vista la competencia parlamentaria. Entonces el Partido Colorado sufre ese fenómeno. Lo destacable, igualmente, es que hasta el momento se ha mantenido. Esto no va a ser sencillo sostener si se sigue polarizando la elección y no se abre el abanico para una competencia de una tercera candidatura o se relegitima que la elección de octubre pasa a ser una elección netamente parlamentaria, dado que en el actual contexto todo parece indicar que la presidencia se define en noviembre.

La imputabilidad no define votos

Según el analista Eduardo Botinelli la baja de la edad de imputabilidad no es un factor decisivo a la hora de definir votos. "El tema de la baja de edad de imputabilidad atraviesa a los partidos. Entre los votantes del Frente Amplio y del Partido Colorado hay un porcentaje relevante (cercano a la cuarta parte en cada uno) que votan en contra de la postura oficial de su partido", explicó.

En tanto, agregó, el Partido Nacional -con posturas divididas a la interna- "también presenta algunas divisiones en su electorado aunque mayoritariamente volcados al Sí".

"No aparece en sí mismo un tema que tenga incidencia electoral", aseguró el sociólogo.

Durante los últimos meses y de cara a octubre se gestaron fuertes campañas, con un recrudecimiento publicitario del "Sí a la baja" los últimos días.