02 Mar. 2016

Primero lo primero

Entrevista con Eduardo Bottinelli

Montevideo Portal

Para Eduardo Bottinelli, de Factum, el primer año del Gobierno de Vázquez fue “bastante complicado”, y apuntó que “no hubo cambios sustanciales” en principales preocupaciones de la ciudadanía.


El sociólogo Eduardo Bottinelli, titular de la consultora Factum, dijo a Montevideo Portal que el primer año de gobierno de Tabaré Vázquez fue "bastante complicado", dado que "estuvo básicamente centrado en la discusión presupuestal y en tratar de resolver conflictos, y no ha tenido avances significativos en concreciones".

En ese sentido, puso como ejemplo la implementación del Plan Ibirapitá, "que no tiene la misma repercusión que el Plan Ceibal, que es el parámetro con el que se puede medir una política dirigida a otro sector pero basada en la misma lógica de acceso a la tecnología de la información por parte de distintas poblaciones".

Además, señaló que el avance del Sistema Nacional de Cuidados, "uno de los buques insignia en la campaña electoral" no está mostrando los resultados esperados, y "no hay cambios sustanciales para la gente en las principales preocupaciones: en materia de seguridad pública, en materia de educación, de empleo y de inflación".

En cuanto a las repercusiones políticas de la investigación sobre irregularidades en Ancap y la polémica por la licenciatura de Raúl Sendic, dos problemas que involucran al vicepresidente, Bottinelli explicó que son casos distintos, con derivaciones dispares.

"Enfocándonos en el caso de la licenciatura de Raúl Sendic, es una afectación más personal que al Gobierno en general. Hay que medir, después de que esto siga adelante y se resuelva en términos concretos cuál fue el elemento distorsionante, si hay algún matiz en términos de utilización de un título o efectivamente hay inexistencia de título va a tener consecuencias políticas o no. Eso, en definitiva, se va a terminar transmitiendo a la opinión pública. Igualmente es un nuevo golpe a una figura que ya viene golpeada por otros elementos", sostuvo.

Consultado sobre el peso que estos casos pueden tener en la campaña electoral, Bottinelli dijo que "aunque falta mucho", es evidente que hay "una afectación de imagen".

El responsable de la consultora recordó que "la campaña electoral es permanente", y que "sobre el último año y medio se da una intensificación, (por) la consolidación de candidaturas internas y la posibilidad de acceder a la disputa electoral propiamente dicha".

"Se puede decir que hay una campaña electoral mediática, que se realiza en el último tramo de la campaña, pero después está la conformación, durante los cinco años, entre elección y elección, que es constante. Cualquier denuncia o cambio que se produce tiene consecuencias en el último tramo de la campaña electoral", señaló.