20 Dic. 2013

2013: Un año de hechos históricos en el Uruguay

Oscar A. Bottinelli – Diálogo con Fernando Vilar

Radiocero y Radio Monte Carlo

Hechos históricos son aquellos que van a quedar grabados y resaltados en la historia, para bien o para mal, para gusto de unos y para disgusto de otros, para satisfacciones e insatisfacciones de las distintas partes de la sociedad. Pero son hechos que en algún terreno marcan un antes y un después en la vida del país. [...] En este 2013 se produjeron cambios relevantes en el plano ético-cultural, que pusieron al Uruguay en la vanguardia de los países culturalmente más liberales, o más libertarios, o más transgresores, según la óptica de cada cual.


OAB: Desde el punto de vista de gobierno, se puede decir que entre hoy y la semana que viene culmina el año 2013. Y en cuanto a hechos trascendentes culmina el periodo efectivo de gobierno de José Mujica.

A partir del año que viene, con la campaña electoral a todo trapo, adelantada en relación a otros años, la luces enfocarán a los pre candidatos presidenciales primero, luego a los candidatos presidenciales, en medio a los líderes de las diferentes corrientes. La capacidad de convocar a sueños, luchas y cruzadas, de reflexionar sobre el pasado y el futuro, de analizar el presente, todo ello será patrimonio de los actores electorales.

Al presidente de la República le cabe más bien administrar el gobierno, culminar obras, concretar algunos proyectos ya maduros. Pero ese fuerte o esa debilidad del presidente, el filosofar, el hablar sobre los jóvenes y los viejos, sobre las mujeres y los hombres, va a pasar a manos de los competidores presidenciales. Y como ocurre al final de un año y de un periodo, es hora de balances

FV: En el titulo decías “un año de hechos históricos en el Uruguay”

OAB: Exacto. Hechos históricos son aquellos que van a quedar grabados y resaltados en la historia, para bien o para mal, para gusto de unos y para disgusto de otros, para satisfacciones e insatisfacciones de las distintas partes de la sociedad. Pero son hechos que en algún terreno marcan un antes y un después en la vida del país.

En este 2013 se produjeron cambios relevantes en el plano ético-cultural, que pusieron al Uruguay en la vanguardia de los países culturalmente más liberales, o más libertarios, o más transgresores, según la óptica de cada cual. Hechos que tuvieron gran repercusión internacional.

FV: ¿Cuáles hechos pondrías en esa lista de hechos históricos?

OAB: Creo que hay de varios tipos. Manejado en forma cronológica, aparece primero la despenalización del aborto, que es una versión limitada en relación a la liberalización del aborto predominante en otros países, como en los más importantes de Europa Occidental. Como se sabe este fue un tercer intento, luego de fracasar un proyecto en el Senado bajo el gobierno Batlle y en el gobierno Vázquez otro proyecto, aprobado por el Parlamento, recibir el veto presidencial.

Esta vez se impulsó un referendum para derogar la ley. Constituyó el acto de adhesión a referendum con la menor adhesión de la ciudadanía de todos los que fueron convocados. Dio su apoyo a la realización de un referendum un ciudadano cada once. Lo más relevante es que todos los pre candidatos presidenciales relevantes adhirieron al referendum, así como todos los ex presidentes, con la sola excepción de Julio Ma. Sanguinetti. Lo realmente relevante es que todos los pre candidatos presidenciales relevantes de los cuatro partidos con representación parlamentaria más tres ex presidente, sintonizaron con la undécima parte de la población. Esto en sí mismo, más allá del tema del aborto, es un llamado de atención sobre los límites de convocatoria que tienen los principales dirigentes políticos.

A su vez, la despenalización del aborto es un paso hacia el liberalismo ético-cultural y de acentuación del concepto de laicidad imperante en Uruguay

FV: ¿Qué otros hechos anotas?

OAB: Hay una ley que en realidad afronta al menos tres temas diferentes, ley que es llamada de matrimonio igualitario. Por un lado consagra el matrimonio homosexual, con los mismos alcances que el matrimonio heterosexual. En segundo término iguala los derechos y obligaciones en el matrimonio de los miembros de la pareja. Y finalmente establece la adopción de niños por parte de los matrimonios homosexuales, algo muy poco extendido en el mundo occidental.

Finalmente, lo que más ha llamado la atención en el mundo, la legalización de la marihuana o cannabis.

Esta ley consagra tres cosas:

Primero. La legalización del consumo y tenencia de marihuana, lo que no estaba penado. Pero siempre existió la contradicción de que no estaba penado el uso y tenencia, pero no se podía ni cultivar ni vender, de dónde cómo se podía tener algo de manera lícita que no era lícito adquirirlo ni producirlo.

Segundo. La legalización del autocultivo de marihuana, es decir, el cultivo para el uso propio del cultivador.

Y tercero. La producción estatal o bajo control estatal de marihuana y su venta a través de farmacias y con determinados requisitos y controles.

Esto último es lo más llamativo en el mundo, ya que no hay ningún ejemplo de que un Estado produzca cannabis. La discusión en el mundo ha sido muy fuerte, a favor y en contra, con personalidades de un lado y personalidades del otro.

Todas estas cosas juntas, pero lo de la marihuana en particular, llevaron al punto que la revista británica The Economist eligió a Uruguay como “el país del año”.

FV: ¿Algo más?

OAB: Hay dos hechos más de gran relevancia socio-cultural. Uno es la reglamentación por el Poder Ejecutivo de la ley en que el Estado garantiza que toda persona mayor de edad y psiquicamente apta, tiene el derecho en forma voluntaria y consciente a oponerse a la aplicación de tratamientos y procedimientos médicos, salvo que con ello afecta o pueda afectar la salud de terceros. En pocas líneas, se le llama la ley de muerte digna, en que se otorga el derecho a las personas de oponerse a la prolongación de la vida mediante determinadas tecnologías o procedimientos. Lo que hace el decreto es reglamentar y de hecho poner en aplicación una ley de abril de 2009, que tuvo diversos orígenes legislativos.

Y lo último es la ley de reproducción asistida, que trata temas muy delicados y muy controversiales desde el punto de vista ético, como lo es la gestación a través de úteros diferentes a la madre, en el sentido de la dueña de los óvulos, o a la inversa, el uso de óvulos donados para su gestación en el viente de quien va a cumplir el rol de madre de la criatura. Temas muy delicados, donde se nota mucha resistencia en sectores del gobierno que juegan su oposición con argumentos de tipo económico, pero que en realidad trasunta una oposición no declarada al tema. De otro lado, hay a nivel de la oposición política, opositores nítidos a este tipo de normas y de procedimientos. Sin duda es otro avance importante desde el ángulo de la concepción ético-cultural liberal y una violación a principios éticos desde la concepción conservadora

FV: ¿Conclusiones?

OAB: Ha sido un año movido con la creación de hechos históricos, removedores, algunos muy polémicos, otros menos polémicos, que salen de la lucha cotidiana de la política para entrar en el combate de las grandes ideas, de los grandes principios, de las diferentes visiones de la humanidad y de las sociedades. Y como todo hecho o conjunto de hechos de tal magnitud, con sectores importantes de la sociedad entusiasmados y con sectores de la sociedad preocupados o enojados. Y con repercusiones muy fuertes en el mundo y de distinto signo.

A todos, muy Feliz Navidad.