23 May. 2014

La actitud de la ciudadanía y el desgaste que generan las Elecciones Internas

Oscar A. Bottinelli – Diálogo con Fernando Vilar

Radiocero y Radio Monte Carlo

[...] a más o menos dos semanas de las elecciones, solo el 65% de los uruguayos sabía cuando era que había elecciones. Este es un dato muy fuerte. [...] cuando se analiza abierto el dato, es decir, se encuentra que los jóvenes, [...] estamos hablando de 18 a 37 años. Es decir, los que votan por primera vez ahora, votaron en el 2009, votaron en el 2004. Bueno de ese segmento es que el 44% no tiene idea cuando es la fecha de las elecciones.


OAB: Bueno, vamos a empezar por referirnos a la Encuesta Nacional Factum que difundimos el miércoles de noche en Monte Carlo Televisión sobre lo siguiente, a la gente se le preguntó:“Dentro de poco va a haber Elecciones Internas para elegir el candidato único de cada partido a la Presidencia de la República ¿Conoce Vd. Cuándo es?”

El 35% no supo decir que era el 1º de junio, o dijeron este mes, junio, julio, agosto, setiembre, octubre, no sé. Es decir, digamos a más o menos dos semanas de las elecciones, solo el 65% de los uruguayos sabía cuando era que había elecciones. Este es un dato muy fuerte. Es interesante además, cuando se analiza abierto el dato, es decir, se encuentra que los jóvenes, pero ojo, no estamos hablando de los jovencitos ni de los que votan por primera vez, estamos hablando de 18 a 37 años. Es decir, los que votan por primera vez ahora, votaron en el 2009, votaron en el 2004. Bueno de ese segmento es que el 44% no tiene idea cuando es la fecha de las elecciones.

Esto está marcando un tema importante en Uruguay. Sumemos otra cosa, la participación media sobre el padrón. No solo los que viven en Uruguay. Fue el 53% en 1999, 46% en el 2004, y 45% en 2009. Sobre el electorado real que vive en Uruguay, porque no se olviden que el 10%, 11% de los inscriptos están viviendo en el exterior, por lo tanto en un voto voluntario y de este tipo de elección no van a venir, pero bueno, casi el 60% la primera vez, un poquito más del 50% la segunda, menos de 50% la tercera, fueron a votar. Y por lo que se está viendo todo indica que esta vez va a ser menor todavía la participación.

Entonces esto es un hecho muy importante que tenemos.

FV: ¿Y qué se espera que ocurra el 1° de junio, dentro de 9 días?

OAB: Bueno, lo que se espera respecto al tema que estamos hablando, no a los resultados, es que efectivamente va a haber menos participación. Del 65% que sabe no a todos ellos les interesa ir a votar, están dispuestos a votar o están motivados para ir a votar.

Por lo tanto, hay más entusiasmo en el interior que en Montevideo, eso parece bastante claro. Aún así es inferior al de elecciones anteriores. Particularmente todo el clima está concentrado dentro del Partido Nacional, es muy bajo el clima en el Partido Colorado, y uno diría extraordinariamente bajo en el Frente Amplio.

Así que dentro de 9 días lo que hay que esperar es, primero: desde el punto de vista de la concurrencia la menor de todas las concurrencias de los 15 años de este nuevo sistema.

Lo segundo es que como la concurrencia va a ser desigual, porque hay motivaciones diferentes, es lo más probable que el partido que recoja más cantidad de votos, que vaya más gente a votar, por lo tanto que salga primero el 1º de junio, va a ser el Partido Nacional. Lo más probable. El Frente Amplio puede quedar rezagado a un segundo lugar, y en tercero el Partido Colorado.

Y acá hay un tema peligroso del Frente, en 2004 el Frente yendo con candidato único, se le ocurre decir a varios dirigentes, pero en particular a su presidente Jorge Borvetto “El 28 de junio vamos a demostrar la fuerza que tiene el Frente Amplio en el país”. Y resulta que apenas le ganó un poquito al Partido Nacional y estuvo muy por debajo del 50%. Es decir, sin que nadie le exigiera nada hizo un anuncio que no se cumplió y constituyó una autoderrota.

Ahora Vázquez dice “El 1º de junio para los frenteamplistas el voto es obligatorio”. Si es así, quiere decir que la cifra que lleve el Frente es todo lo que se conoce del Frente Amplio. Notoriamente el Frente va a votar muy bajo en relación a su espacio electoral y este anuncio es prácticamente también una construcción de autoderrota, el anunciar algo que se sabe que no se va a cumplir.

FV: ¿A qué se debe esto, por qué tan poca participación y en caída?

OAB: Digamos que acá se juntan varios fenómenos.

Primero hay un fenómeno global que está afectando con muchísima fuerza a toda Europa, que afecta a la región, que afecta al Uruguay en particular, y es que hay una menor confianza en las diligencias políticas o en los sistemas políticos, o una menor confianza en que a través de la política y de las elecciones se resuelvan las cosas. Es decir, la idea de la globalización, las decisiones vienen de afuera, el crecimiento de Uruguay tiene mucho que ver con China, con Brasil, las crisis tienen que ver mucho con lo que haga Argentina o lo que haga Brasil. Como que empieza a sentirse por mucha gente que el gobierno tiene mucho menos poder del que se creía y por lo tanto elegir el gobierno no importa tanto como se creía, como era antes de repente.

Lo otro que se vio es que al final en los gobiernos no son tan dramáticos los cambios como se veían, hay cambios sin duda, no es lo mismo el gobierno de Lacalle, que fue un gobierno económicamente liberal, que marcó la apertura a la economía, que un gobierno del Frente Amplio que recorre por caminos muy regulatorios y de alto gasto social.

Lo claro es que son ciertos matices, ni el gobierno de Lacalle, ni Batlle, hicieron una revolución liberal a lo Thatcher o Reagan, ni el Frente Amplio hizo una revolución de izquierda cómo se hizo en otros países. Fueron gobiernos que acentuaron un aspecto, que acentuaron más el otro, y entonces se empieza a ver que tampoco es tan dramático el resultado de la elección. Y por último, lo que tenemos es que también las Elecciones Internas son elecciones que de ser una competencia para elegir candidato a presidente, se transformó en miles y decenas de miles de personas en listas de candidatos, dos mil setecientas listas de candidatos en todo el país para el Órgano Deliberativo Nacional, para el órgano departamental, que en realidad es gente saliendo a decir “Vengan, votenmé a mi que yo quiero ocupar un cargo”. Y esto está exhibiendo el rostro que menos le gusta a la gente de la política y de los actores políticos. La lucha más cruda y descarnada.

FV: ¿Conclusiones?

OAB: Bueno, la conclusión es que en medio de un proceso global y de largo término de desgaste de la política el cambio de sistema electoral que tuvo aspectos diferentes, uno fue el balotaje que tiene una lógica política determinada, que es para analizar en sí misma, pero luego esto de cuatro elecciones, y particularmente esta explosión de listas y candidaturas hacia las Elecciones Internas, han acelerado mucho el desgaste de los políticos, el desgaste de los actores políticos y la separación o el distanciamiento de los ciudadanos respecto a la política y a los políticos.